De la calle y la drogadicción, a una granja para su rehabilitación

Con la apertura de la granja ‘Somos Gente’, ubicada en el corregimiento de San Cristóbal, los habitantes de calle de Medellín tendrán ahora una nueva oportunidad para rehabilitarse y sentirse dignos e importantes.

Granjas_Habitantes_Calle
Alcalde y secretario de Inclusión Social, Bernardo Vélez, durante la inauguración de la granja. Foto: CORTESÍA.

Gustavo Adolfo Minota habitó durante dos décadas en las calles de Medellín. Vivía en el sector conocido como Puente de Guayaquil y cayó en la delincuencia común y la drogadicción, lo cual trajo consigo “tiempos críticos y sumamente difíciles” para él.

Aunque llegó a la calle todavía siendo un niño, con nueve años de edad, le tocó soportar cosas que “jamás le desearía a ninguna persona”, pues aprendió a “vivir sin esperanza”, mientras sus días transcurrían entre la violencia, los combos criminales y el consumo de alucinógenos.

“Haber sido escogido para pertenecer a la granja fue una oportunidad que me dio Dios, ya no le encontraba sentido a nada y ahora tengo una familia”, expresó Minotas, durante la inauguración del espacio ‘Somos Gente’, un escenario que atiende a 50 usuarios entre los 18 y 59 años de edad que otrora fueron habitantes de calle.

La granja tiene un ambiente tranquilo, una vista a todas luces impactante de la ciudad y tiene en su interior espacios didácticos, donde los que se benefician de ella interactúan con la naturaleza, “fortaleciendo sus potencialidades para mejorar su autoestima”, según explicó la Alcaldía de Medellín en un comunicado.

Federico Gutiérrez, mandatario de los medellinenses, manifestó su agrado por la inauguración de esta obra, que busca generar equidad social desde el estamento social más marginado.

“Tenemos claro que el tema de habitante de calle hay que tratarlo de forma integral, por eso es tan importante este proyecto de las granjas productivas ‘Somos Gente’, que busca respetar y dignificar a todas estas personas. Ustedes hacen parte de la ciudad y de la solución, y lo están demostrando hoy”, les indicó a los beneficiarios Gutiérrez.

El tiempo estimado de resocialización para cada habitante de calle es de cuatro meses, lapso en el que contarán con el apoyo y acompañamiento de 21 profesionales entre psicólogos y trabajadores sociales.

Con una inversión de 240 millones de pesos mensuales en intervención psicosocial y 50 millones más en el tema agropecuario, esta granja es la primera de tres que se esperan desarrollar durante el cuatrienio.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario