En Medellín, se redujo el feminicidio, pero sigue siendo preocupación latente

Los casos de mujeres asesinadas en la capital antioqueña pasaron de 11, en los primeros meses de 2015, a siete, en el mismo período de 2016.

Feminicidios
Foto: CORTESÍA.

De acuerdo con el análisis bimensual del primer Consejo de Seguridad Pública para las Mujeres de este año, hubo un decrecimiento en los feminicidios en Medellín de seis casos en el primer bimestre de 2015, a cuatro en el primero de 2016.

Cabe recordar que el feminicidio como delito está tipificado como el asesinato de una mujer en razón de su género; por lo cual se resalta que hubo una reducción tanto en este ítem como en las muertes violentas de féminas en general, donde se evidenció una disminución de cuatro asesinatos con relación al año anterior.

Además, de acuerdo con cifras de la Fiscalía General de la Nación y el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia de Medellín, también menguaron las denuncias por violencia intrafamiliar, esta vez en un 54%. Cabe señalar que las mujeres representaron el 88% de las denuncias instauradas.

Asimismo, las denuncias por violencia sexual pasaron de 306 a 125. No obstante, el Consejo manifestó que este fenómeno “sigue siendo un problema que atenta contra integridad del género”.

Si bien los resultados denotan un avance, los representantes de 25 dependencias e instituciones que velan por la seguridad femenil solicitaron a la Administración Municipal “seguir trabajando de manera coordinada en la disminución de los casos de feminicidio”, según un comunicado de la Alcaldía.

Para evaluar los resultados de los trabajos que realicen durante los próximos meses las autoridades, el Consejo volverá a reunirse en el mes de junio, donde también determinará si es necesario implementar nuevas acciones articuladas en términos de investigación y protección de las mujeres.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario