Gobierno decretó emergencia carcelaria en todo el país

El decreto permitirá priorizar la ejecución de obras de saneamiento que mitiguen la crisis en los presidios.

Cárceles_Presos_Celda
El Ministerio recomendó acelerar el mantenimiento, rehabilitación y dotación de las áreas de sanidad de los establecimientos de reclusión. Foto: CORTESÍA.

Frente a los problemas que se han venido presentando en la prestación del servicio de salud en los establecimientos carcelarios del país, el recién posesionado ministro de Justicia, Jorge Londoño, decretó desde este jueves la emergencia carcelaria para agilizar la atención de los reclusos.

“Ante la grave situación que están atravesando varios centros carcelarios, especialmente en el tema de salud“, Londoño indicó que lo más oportuno fue decretar una emergencia, lo cual se hizo en consenso con el Consejo Directivo del Inpec.

De acuerdo con las cifras arrojadas por el Ministerio, en las cárceles del país no hay ni personal ni insumos para atender a pacientes prioritarios: aquellos portadores de VIH, que son 611; los que padecen cáncer, que son 89; otros mil 112, que son diabéticos insulinodependientes; 118 que sufren Epoc, y casi tres mil, quienes tienen problemas psiquiátricos. 

Esta medida le da facultades especiales al Director del Inpec y a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios -Uspec-, para que tomen acciones en términos de contratación directa de obras de mejoramiento de unidades de sanidad y compra de medicamentos.

Además, la realización de “brigadas de salud, los cambios de algunos manuales para que administrativos de salud presten el servicio y la dotación de las áreas de sanidad” serán algunas determinaciones adicionales que buscan solucionar, inicialmente, la problemática.

No obstante, según explicó el Ministro, se debe empezar a trabajar en formular y ejecutar un cambio de fondo que vaya más allá de estas medidas inmediatas: reestructurar el sistema de salud que se utilizará para garantizar el servicio médico de calidad para los internos de Colombia.

En Antioquia, la situación es de suma gravedad, al igual que en varias cárceles del país. Según cifras de la Defensoría del Pueblo, los centros penitenciarios de Puerto Triunfo e Itagüí, así como los presidios de El Pedregal y Bellavista, presentan insuficiencias en sus servicios de saneamiento, situación que se ha agravado cuando hay algún tipo de emergencia, como motines o brotes patológicos. (Amplíe: Salud de los presos en el país está tocando fondo, advirtió la Defensoría).

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario