Insostenible la crisis carcelaria en Antioquia, Luis Pérez solicita ayuda a la nación

Luis Pérez fue crítico con el Gobierno Nacional y su disposición para enfrentar esta crisis carcelaria que ya está desbordada.

Foto: ARCHIVO
En la cárcel de El Pedregal se vive una emergencia por el hacinamiento. Foto: ARCHIVO

La crisis carcelaria en Antioquia no tiene fin y las problemáticas que se generan por el hacinamiento están colapsando la capacidad de los centros penitenciarios del Valle del Aburrá, así lo aseguró el gobernador de Antioquia Luis Pérez.

Con una sobrepoblación del 81% se encuentran las cárceles de Bellavista, El Pedregal y la Paz de Itagüí, razón por el cual el mandatario Seccional pedirá al Gobierno Nacional una pronta intervención a esta situación que está rebasada.

Asimismo, reveló que la capacidad de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá está sobrepasada, debido a que en estos momentos los detenidos suman 626, el triple del estimado que se pueden albergar que son 210 personas como máximo.

“No hemos visto una respuesta satisfactoria por parte del Gobierno Nacional en lo que tiene que ver con el hacinamiento carcelario, hoy podemos decir que en las cárceles de Antioquia hay un hacinamiento del 81%”, detalló Pérez Gutiérrez.

De igual manera, el Gobernador fue crítico en el tema de las construcciones de las futuras cárceles en el departamento, evidenciando su disgusto por el plazo formulado para levantar el centro penitenciario de Uramita.

“Vamos a tener que enviarle otra carta al Presidente de la República mucho más detallada porque la única cárcel nueva que se programó fue la de Uramita y ahora nos dicen que iniciarán obras para el 2017”, contextualizó Pérez Gutiérrez.

De esta manera, la crisis carcelaria sigue latente y la problemática tendrá una difícil solución, por lo pronto, desde la Gobernación de Antioquia se solicitará al Gobierno Nacional un plan de intervención para atender esta emergencia.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario