La discapacidad no fue excusa para que niños volaran en helicópteros

Los helicópteros Black Hawk que usualmente son utilizados en combates, tuvieron la oportunidad de brindarles una experiencia única a niños que sufren de diferentes discapacidades.

Los niños tuvieron un día con una experiencia única. Foto: CORTESÍA.

Un total de 41 niños que presentan discapacidades cognitivas y físicas tuvieron la oportunidad de tener una experiencia satisfactoria, volando en helicópteros de la Fuerza Aérea, como una actividad llamada “Helicopterapia”.

Los 41 niños provenientes de Medellín y el municipio de La Ceja se dieron cita este sábado en el Comando Aéreo de Combate No 5, de Rionegro, para vivir una experiencia única que los ayuda a sobrellevar las discapacidades que tienen cada uno en particular.

Para esta actividad, la Unidad Aérea, dispuso de dos helicópteros UH-60 Black Hawk, a bordo tripulaciones altamente preparadas, que esperaron el momento para recibir a los menores de edad.

De acuerdo con Luisa Fernanda Ramírez, directora la Fundación Aurelio Llano Ramírez (ALLAR), “La vibración, el sonido que genera el helicóptero cuando vuela mejora las respuestas emocionales y permite liberar endorfinas y adrenalina reduciendo los niveles de estrés en los pequeños, les sirve de terapia alternativa”.

“tuvimos una gran visita en nuestra unidad, donde pudimos estar altamente preparados para recibir a aquellos niños que sufren de parálisis cerebral y síndrome de Down, entre otros, lo cual es un orgullo para nosotros, creo que es la primera vez que tenemos esta honorable visita”, dijo el Coronel Fabio Alberto Sánchez, comandante del Cacom número 5.

De esta manera, los helicópteros que usualmente son utilizados en combates, hoy tuvieron la oportunidad de salir a volar los sueños de aquellos niños que esperan seguir adelante en la vida ante cualquier obstáculo.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario