Por problemas psiquiátricos ordenan traslado de exalcaldesa de Argelia

La exservidora pública tiene detención intramuros desde el 18 de septiembre de 2015.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Flor Dey Granada, la inhabilitada exalcaldesa del municipio de Argelia, Antioquia, será recluida en un centro intrahospitalario para que sea sometida a un tratamiento psiquiátrico. La decisión fue tomada por el Juzgado Cuarto Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías,  quien revocó la detención intramuros.

“La exfuncionaria padece una enfermedad muy grave que no es compatible con la vida en reclusión formal por la presencia de ideación de muerte que implica un riesgo de autoagresión”, afirma el dictamen del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Pese a que la defensa de la procesada solicitó la detención domiciliaria, el Juez negó la pretensión y acogió los argumentos de la Fiscalía para que la mujer reciba un tratamiento neurológico especial en una unidad de salud mental, como lo determinaron los médicos forenses.

Flor Dey Granada Valencia, quien se desempeñó como alcaldesa del municipio antioqueño en el período 2012-2015, fue inhabilitada por 12 años para ejercer cualquier cargo público por irregularidades en la contratación de maquinaria pesada.

Además, es investigada por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros, contratos sin cumplimiento de los requisitos legales, celebración indebida de contratos y falsedad ideológica en documento público.

Igualmente, la Contraloría, en cabeza de la funcionaria  Luz Helena Arango Cardona, “informó (el 19 de septiembre) que la Contraloría General de Antioquia realizó reapertura de algunos procesos que fueron archivados; esto con el propósito de obtener el resarcimiento del patrimonio del Municipio de Argelia, ocasionado presuntamente por su exalcaldesa”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario