Comenzó la intervención judicial en La Escombrera

Las autoridades calculan que este primer momento, dure aproximadamente cinco meses.

escombrera9

Este lunes 27 de julio, en Medellín, se dio inicio a uno de los procesos más importantes de búsqueda de desaparecidos en el país, en un sitio de la Comuna 13 denominado La Escombrera, un botadero de basura en el que se presume pueden estar sepultadas más de un centenar de personas, víctimas de la violencia en Medellín durante finales de los 80 y comienzo de los 90.

“Gracias a la ayuda de víctimas, de victimarios, con base en declaraciones especialmente de desmovilizados del Bloque Cacique Nutibara, en el proceso de Justicia y Paz, se pudo establecer que en esta zona podían encontrarse muchas de las personas desaparecidas, específicamente por la violencia que aquejó a la Comuna 13 de Medellín”, aseguró el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre.

Este lunes, además, la Defensoría del Pueblo confirmó el apoyo a los familiares de las víctimas, con quienes realizarán un proceso de acompañamiento psicosocial y jurídico: “acompañamos el trabajo interinstitucional que, por mandato de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de la capital antioqueña, tiene como propósito adelantar los mecanismos necesarios para encontrar a un número indeterminado de personas que estarían bajo toneladas de escombros depositados en esa zona de la Comuna 13″.

“En alguna época esta comuna 13 estuvo controlada por grupos guerrilleros, allí se produjeron graves violaciones a los derechos humanos por enfrentamientos entre guerrillas, grupos criminales y autodefensas, y por esta razón con base en todas estas evidencias, declaraciones de paramilitares, de víctimas iniciamos, una búsqueda de desaparecidos en esta zona”, agregó Montealegre.

Proceso de remoción de escombros 

escombrera 2

En el sector de La Escombrera, la búsqueda supone la remoción inicial de 24 mil metros cúbicos de tierra en el denominado polígono uno, donde los funcionarios encargados de realizar estas tareas cavarán a una profundidad de ocho metros, hasta encontrar el suelo natural.

“Se calcula que La Escombrera puede ser una de las fosas urbanas más grandes del mundo y por esta razón el acto de hoy, además de ser un acto simbólico de dignificación de víctimas, de abrir espacios a las víctimas para la expresión de su dolor y de continuar en la búsqueda de desaparecidos en Colombia, tiene un mensaje muy importante en temas de justicia transicional, en el marco de justicia y paz”, enfatizó el fiscarl Montealegre. 

También indicó que “esta es una zona de montaña de escombros que tiene un área de más de 70 hectáreas, por esta razón y dado la complejidad nosotros en previos estudios que se hicieron interdisciplinarios fundamentalmente de ingeniería, es decir no solamente jurídicos, empezamos una labor de priorización de búsqueda en tres mil 700 metros cuadrados, en lo que se ha denominado el Polígono 1, llamado la Arenera”.

A su vez, el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, resaltó que se promueve, con la Alcaldía de Medellín y la Fiscalía, el compromiso de la comunidad internacional para continuar con las exhumaciones de los polígonos dos y tres, y que este ejercicio se replique en otras zonas del país. Así mismo, el Ministerio ratificó su compromiso en este proceso de construir un mausoleo para los cuerpos encontrados.

“Seguimos demostrando el compromiso con las víctimas de este país y la necesidad de desenterrar la verdad de lo que ocurrió hace más de diez años en la Comuna 13 de Medellín”, recalcó el Ministro.

En el acto de este lunes, además, se firmó un plan integral de búsqueda de desaparecidos de la Comuna 13 de Medellín, el mismo que podría durar cinco meses, aproximadamente, donde las autoridades locales y nacionales esperan poderle dar respuesta al dolor de muchas de las víctimas de desaparición forzada en Colombia.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario