Se firmó el contrato por 1.5 billones para la construcción de Autopistas al Mar 1

El presidente, Juan Manuel Santos, asistió a la firma del contrato, en Santa Fe de Antioquia.

Autopista_Mar1
Así está prevista el proyecto vial. Foto: CORTESÍA.

Este jueves 3 de septiembre se firmó el contrato para el proyecto vial Autopistas al Mar 1, el cual conectará a Santa Fe de Antioquia con el Urabá antioqueño y reducirá sustancialmente el tiempo de viaje entre Medellín y el Mar Caribe.

El proyecto, que hace parte de las obras de cuarta generación que se realizan en el país, impactará un trayecto total de 176 kilómetros, en los que se construirán aproximadamente 19 túneles y se mejorarán varias variantes y puentes.

Se espera que la construcción de este ambicioso proyecto vial genere un total de cuatro mil 700 empleos directos durante los cinco años que se tienen presupuestados para la ejecución total de las obras. 

Autopistas al Mar 1 comenzará en el Túnel de Occidente y atravesará varios municipios del Occidente antioqueño, como San Jerónimo, Santa Fe de Antioquia y Cañasgordas, y se conectará en un futuro con Autopistas al Mar 2, proyecto que se encuentra en etapa de adjudicación.

Precisamente, Germán Vargas Lleras, vicepresidente de Colombia, que también hizo presencia en el acto, manifestó que éstas “súper autopistas conectarán a Medellín con Santa Fe de Antioquia y con Cañasgordas, con una inversión de 1,5 billones de pesos; y el 21 de septiembre se aprueba la segunda fase de esa carretera que va desde Cañasgordas hasta Necoclí. Por fin Antioquia y el resto de país van a tener una autopista extraordinaria para salir al Urabá antioqueño”.

En el acto público en el que se firmó el contrato, también estuvieron el Presidente de la República, la Ministra de Transporte, el Presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, el Gobernador de Antioquia y el Alcalde de Santa Fe de Antioquia, entre otras autoridades.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario