Pasado, presente y futuro de El Metro, una empresa con 20 años de historia

En 1983 un consorcio Hispano-Alemán fue el ganador de la adjudicación para la construcción del Metro, que comenzó en 1984 y que en 1992 tuvo un acuerdo de finalización de obras logrado en España por los entonces mandatarios locales Omar Flórez Vélez, Alcalde; y Juan Gómez Martínez, Gobernador.

autopista_regional_metro_medellin
El Metro bordó la movilidad y el progreso en la ciudad. Foto: EL PALPITAR.

El Metro de Medellín inició un histórico recorrido a las 11:00 de la mañana del 30 de noviembre de 1995, marcando un antes y un después en los sistemas masivos de transporte en el país. Los logros siguientes a este hecho fueron obra de aquellas personas que, detrás de las cámaras, manejaron el progreso y evolución de la mega obra.

Aunque la empresa de transportes fue creada el 31 de mayo de 1979, como un acto  de preámbulo para iniciar los estudios y licitaciones internacionales, sólo hasta 1995 se materializaron esos esfuerzos para sacar adelante a una de las empresas más reconocidas de Colombia.

Un alcalde dispuesto a destrabar la construcción del Metro

Durante los inicios de los 90, época que fue conocida como una de las más violentas en la historia de la ciudad, el panorama que se visibilizaba en torno a la finalización de la construcción era oscuro, hasta que en 1992 se pudo acordar el último proceso que faltaba para que el Metro entrara en funciones.

Esa fue una época muy compleja para el Metro y para la ciudad, me tocó ser alcalde en los peores años de la violencia, cuando el cartel de Medellín estaba en todo su furor. Con el metro fue algo duro porque me tocó asumir la administración con una obra paralizada y con costos muy altos”, explicó el exalcalde de la capital antioqueña en el periodo 1990 – 1992, Omar Flórez Vélez.

Sin embargo, el exmandatario, en compañía del entonces gobernador de Antioquia, Juan Gómez Martínez, pudo sentar las bases para que el Metro saliera de ese letargo, en el que parte de sus habitantes empezaban a verlo como un “elefante blanco”.

“Por fortuna pudimos firmar un acuerdo con los hispano-alemanes, situación que fue mediada gracias a la intervención de César Gaviria, el entonces presidente español, Felipe González y el canciller de Alemania Helmut Kohl, personas con las que pudimos sacar adelante esta obra que hoy nos enorgullece”, destacó el exmandatario municipal.

Posteriormente, fue el punto de partida de la finalización de la obra, que tres años más tarde estaría recorriendo la capital antioqueña, un inicio turbulento pero que hoy da sus frutos.

Un funcionario dispuesto a formar ciudadanía

La Cultura Metro ha sido uno de los emblemas de la empresa de transportes, que con un equipo dedicado y un programa asertivo, pudo establecer una serie de normas – sin normas – sobre el comportamiento de los usuarios en los medios de transporte, siendo ejemplo nacional e internacional.

“La Cultura Metro como modelo empresarial nosotros la empezamos a estructurar desde 1988 con tres programas básicos que son formación de usuarios, relación con la comunidad y MetroArtes, que trataba de toda la gestión cultural, trayendo a estos 20 años un bagaje histórico muy grande”, explicó Jairo Gutiérrez Henao, Profesional de Gestión Social del Metro.

20 años de programas, funciones y eventos artísticos trascendieron en la temporalidad como modelo de recordación de una cultura ciudadana ejemplar, hasta tenerla en las redes sociales, canales de difusión y mentalidad “de mucho cuidado y pertenencia”.

“Sin embargo y desde la puesta en funcionamiento del Metro, nosotros empezamos a validar una serie de competencias normativas asociadas a lo que queríamos lograr, que era una modificación en los comportamientos en los sistemas de transportes públicos en la ciudad”, dijo Gutiérrez.

De esta normativa y el comportamiento ejemplar de sus usuarios, que ha sido la envidia de otras capitales departamentales del país, el de Medellín ha sido reconocido como uno de los Metros más limpios en América Latina.

Un empleado dispuesto a defender al Metro y a sus compañeros

Como cualquier empresa dedicada a mejorar la calidad de vida de sus habitantes, los empleados en las áreas administrativas y operativas también cumplen una parte fundamental en todo engranaje que ostenta la empresa insignia de los antioqueños, por ello cuentan con un sindicato que está en vigencia desde el 2013 para defender los intereses de los mismos.

“Yo que llevo 20 años con la empresa Metro de Medellín he visto que la misma ha evolucionado en la parte de extensión, la actual gerencia se ha visto más participativa y pensada para los empleados, diferente visión que tuvo el último gerente, que se dedicó a crecer y se olvidó de su personal”, expresó Rubén Cataño, presidente de SintraMetro, sindicato del Metro de Medellín.

Y es que los más de 540 trabajadores afiliados al Metro también tienen voz y voto, además de tener el mismo sentido de pertenencia de este sistema de transporte que crece junto a ellos, que recorre de norte a sur gracias al buen manejo que tienen estas personas al interior de sus oficinas, estaciones o los mismos trenes.

“El sindicato se formalizó, no por dinero, sino por defender los derechos de los trabajadores, que ha venido desde el 27 de abril de 2013 apoyando a todo el personal de la empresa, logrando así importantes discusiones participación con la actual gerencia”, replicó Cataño.

En conclusión, desde diferentes puestos, funciones o cargos, hay personas que de una u otra forma ayudaron a impulsar un megaproyecto en que al día de hoy, ha movilizado más de dos mil millones de viajeros, a través de sus 63 estaciones, 15 de los cuales iniciaron con este progreso.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario