Metrocable de La Sierra ya es una realidad para los habitantes de Medellín

Los habitantes de comunas como Buenos Aires y Villa Hermosa se verán impactados por el metrocable, que se complementará con el sistema de Tranvía y Metro.

metrocable_linea_h_villa_hermosa2
Foto: Archivo.

Desde las 12:00 del mediodía de este sábado entrará en servicio de la comunidad la línea H del metrocable, que se conectará con el sistema del Tranvía de Ayacucho, y comunicará varios barrios del oriente de la capital antioqueña.

El cable iniciará su recorrido en la estación tranviaria de Oriente, y llegará hasta la estación Villa Sierra, enclavada en Villa Hermosa, una de las comunas más pobladas y a la vez más aisladas de Medellín.

Durante el evento de inauguración participarán, entre otras personas, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Además, se contará con la presencia de Jean-Marc Ayrault, ministro de Asuntos Exteriores de Francia, así como la del gerente de Metro, Tomás Elejalde.

Este metrocable tiene características similares a los dos preexistentes en la ciudad, a saber, los de Santo Domingo y San Javier, pues tendrá 1.402 metros de longitud, 42 cabinas y tres estaciones: Oriente, Las Torres y Villa Sierra.

En ese orden de ideas, este nuevo sistema de transporte podrá movilizar hasta 1.800 pasajeros cada hora por sentido. Es decir, 3600 en todo el sistema en total.

Cabe señalar que todos los usuarios que ingresen al sistema deberán usar para tal fin su tarjeta Cívica. 

Adicional a estos tres metrocables, por ende, también está el turístico de Arví, que fue inaugurado en 2010. Cabe precisar que, además, el próximo año se inaugurará un sistema similar en el barrio vecino 13 de Noviembre, el cual también estará conectado con el Tranvía de Ayacucho.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario