Niños quemados, una desgarradora experiencia que se puede prevenir

Según información del Hospital Universitario San Vicente Fundación, durante el primer semestre de 2015 ingresaron 134 niños a la institución, quemados con líquidos calientes.

niños_quemados_salud3
Foto: CORTESÍA HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN VICENTE FUNDACIÓN.

Con el reciente caso de la muerte de una menor de dos años en en barrio Santa Cruz, de Medellín, producto de las quemaduras que recibió en su cuerpo luego de que una fritadora le cayera encima, las campañas para prevenir que niños y adultos se quemen adquieren mayor relevancia.

Aunque dichas estrategias toman mayor fuerza en la temporada decembrina, época cuando se quema pólvora, durante todo el año hay víctimas por quemaduras. Los recurrentes ingresos por este tipo de acontecimiento alentaron al Hospital Universitario San Vicente Fundación en Medellín, a liderar una campaña para cuidar, sobre todo, a los menores de 14 años.

La propuesta no solo se basa en saber cómo reaccionar frente a estas eventualidades, sino que profundiza en la toma de conciencia de las personas para que los casos sean prevenidos y cada vez se presenten menos niños quemados.

No es la pólvora la principal causa de lesiones por quemaduras

Pese a lo que la sociedad pueda imaginar, máxime cuando los casos de niños quemados con pólvora son tan sonados durante la temporada navideña, no es esa la principal causa de quemaduras en menores de edad, entre otros, siempre se destacan los líquidos calientes.

En los primeros seis meses de 2014 ingresaron a la unidad de quemados del Hospital San Vicente 150 menores de 14 años quemados, de esos casos 114 se presentaron por contacto con líquidos calientes, 12 por llamas y los restantes por otras causas; por pólvora fueron 4.

Pero el panorama durante el mismo periodo de tiempo en 2015 no es alentador, este año ingresaron 199 niños quemados, solo 20 casos menos que en adultos. De los menores lesionados 134 fueron por líquidos calientes, 19 por líquidos inflamables y los restantes por otras sustancias.

El caso más reciente en la ciudad fue el de la menor, que recibió quemaduras en el 100% de su cuerpo, aunque el hecho se presentó el pasado 20 de septiembre, la menor duró hospitalizada nueve días y finalmente murió. Lea También (Murió niña de dos años luego de sufrir quemaduras en el 100% de su cuerpo).

Inclusión para la recuperación de niños quemados

niños_quemados_salud1
Foto: CORTESÍA HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN VICENTE FUNDACIÓN.

“Para mí no era algo muy común, yo no entendía por qué les tenían que poner una media en la cara, pero ya lo entiendo. Se trata de acercar esa población que esta afuera de lo que es la quemadura, para que así no haya desadherencia al tratamiento”, expresó Ana María Vergara Naranjo, Jefe de la Unidad de quemados del Hospital Universitario San Vicente Fundación.

En ese sentido, el enfoque de la campaña, si bien  también habla de la prevención, profundiza  en la aceptación de lo sucedido para que el tratamiento de los menores sea exitoso y su condición no se convierta en un obstáculo que los aleje de las actividades diarias y cotidianas.

Por eso es necesario también un acompañamiento psicológico, no solo a los niños, sino también a sus familias para que todos juntos ayuden a los menores a superar esos percances. “Hemos tenido niños con intentos de suicidio  y eso es algo muy triste porque ellos están hechos para vivir, entonces la idea es acercar a la comunidad”, enfatizó Ana María Vergara.

Dentro de las recomendaciones destacadas en la campaña, se encuentran mantener los mangos de los sartenes hacia adentro, evitar vertir líquidos calientes de un recipiente a otro cerca de los niños, no dejar recipientes con agua caliente al alcance de los menores y estar atentos en las cocinas, entre otros.

Algunas consideraciones sobre el tema

niños_quemados_salud2
Foto: CORTESÍA HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN VICENTE FUNDACIÓN.

Los líquidos calientes que son frecuentes en las quemaduras que presentan los niños son: agua, leche, sopas, aceite, aguapanela y café; además de líquidos espesos como miel y panela.

Las quemaduras y su tratamiento se clasifican de acuerdo al daño que hagan en el paciente. Las de primer grado afectan la primera capa de la piel y si bien no producen ampollas, si aparecen irritaciones en la piel. Las de segundo grado se clasifican en dos grupos, las primeras, superficiales, afectan la segunda capa de la piel y presentan amollas que dejan zonas rosadas y acuosas, si las heridas son extensas, debe haber hospitalización y tratamiento para evitar pérdida de movilidad; las de segundo grado profundo son dolorosas y dejan cicatrices grandes, en general se deben hacer injertos de piel y el tratamiento es largo.

Por su parte, las quemaduras de tercer grado son las más graves, pueden no ser dolorosas por las terminaciones nerviosas afectadas que insensibilizan al dolor, pero comprometen la vida del paciente. Luego de hospitalizaciones hasta de dos años,  los niños deben usar licras ajustadas al cuerpo las 24 horas del día.

En todos los casos, la recomendación es evitar infecciones y contacto remedios caseros que puedan complicar la condición del paciente.

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario