MinSalud anunció mayor control en venta de leches maternizadas

Un estudio realizado reveló los incumplimientos en el momento de la comercialización de estos productos.

leche_lactancia_bebe
Foto: CORTESÍA.

Gracias a los resultados del monitoreo internacional al Código de Sucedáneos o sustancias con similares propiedades de la leche materna, el Ministerio de Salud anunció mayores controles en la venta de estos productos a la ciudadanía.

“La sociedad y el estado deben salvaguardar el bien público de la lactancia materna. En ese sentido, con el Invima, la Superintendencia de Industria y Comercio y la DIAN se establecerán mayores controles a las leches maternizadas (leche de fórmula)”, destacó el Viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Fernando Ruíz Gómez.

Las autoridades fueron enfáticas en afirmar que la publicidad usada para la promoción de leches maternizadas no es la correcta y no se realiza de acuerdo al decreto 1397 de 1992, el cual regula la comercialización y publicidad de los alimentos de formula para lactantes y complementarios de la leche materna.

En ese sentido, la estrategia de los médicos deberá estar inicialmente en la promoción de la lactancia materna que en el país tiene un promedio tan solo de 1.8 meses, cuando lo mínimo deberían ser los seis meses.

“La región caribe muestra cifras críticas al punto que, por ejemplo, Barranquilla tiene el promedio de 0.5 mes de lactancia. Se cumplen 14 años del Código Internacional y es importante proteger la lactancia natural porque es responsabilidad de todos”, expresó Hernán Rodríguez González, representante de la Organización Panamericana de la Salud.

Algunos de los datos que arrojó el monitoreo y que alentaron las medidas, fueron:

  •    Entrega de regalos y muestras a gestantes, lactantes y niños.
  •    Promoción de sucedáneos mediante: Descuentos especiales, exhibidores especiales, afiches sobre el exhibidor y ventas vinculadas.
  •    Entrega de donaciones y ventas con precio especial a instituciones de salud.
  •    Entrega de muestras en establecimientos de salud
  •    Entrega de incentivos materiales y financieros a los agentes de salud para promover los productos de la industria de alimentos
  •    Declaración de propiedades de salud en las etiquetas  y falta de información requerida
  •    Etiquetas de alimentos que recomiendan su consumo desde los 4 meses o recomiendan dar el producto en biberón.
  •    Etiquetas de biberón con fotos de lactantes y con textos que desestimulan la lactancia materna
  •    Material informativo que no informa sobre los efectos negativos que conlleva la introducción del biberón
  •    Publicidad desmedida en medios informativos como web y redes sociales

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario