Fenómeno de El Niño podría favorecer propagación del dengue: MinSalud

Con buen uso de los residuos de agua y prevención bastaría para evitarse un mal rato por culpa del dengue.

Mosquito_Dengue
Foto: CORTESÍA.

El Ministerio de Salud hizo un llamado a aquellas personas que habitan o que durante esta temporada vacacional visitarán lugares ubicados a menos de dos mil 200 metros de altura sobre el nivel del mar, a reforzar las medidas de prevención que evitan el contagio epidémico de dengue.

“Tapar adecuadamente los tanques de almacenamiento de agua; lavar y cepillar fuertemente con cloro,  una vez a la semana, los recipientes en donde se almacena agua como tanques, albercas, baldes, cubos, palanganas, entre otros; eliminar el agua limpia acumulada en recipientes, llantas, botellas, floreros y otros objetos; y destruir elementos donde se pueda acumular agua que puedan servir de criaderos de larvas” son algunas de las medidas que aconseja tomar el Ministerio Público.

Y es que, debido al fenómeno del niño y las condiciones climáticas cambiantes, se pudieran propiciar brotes especialmente en zonas costeras y llanas.

Por eso es vital “usar repelente y ropa adecuada para evitar picaduras”, a fin de “reducir el riesgo de contraer una enfermedad transmitida por un vector”, de acuerdo con un comunicado de MinSalud.

Y es que los casos de dengue han aumentado considerablemente recientemente. Según datos suministrados por el Ministerio, hasta la cuadragésima quinta semana del año se habían detectado un total de 80 mil casos de dengue, de los cuales mil eran graves.

“Aunque el número de casos de dengue por semana durante la mayoría del año 2015 es menor comparado con los años 2010 y 2013 (epidémicos) y el  año 2014 (14,3 por ciento), se observa un aumento a partir de la semana 33 del 2015; tanto así que a partir de la semana 38, el canal endémico nacional pasa de zona de seguridad a zona de alarma”, precisó MinSalud.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario