Mitos y verdades del acné, una enfermedad sin exclusividades

A pesar de lo que se cree, el acné lo padecen también los neonatos, los adultos y los ancianos.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

La mayoría de las personas sufrieron o han sufrido de acné alguna vez en sus vidas, se estima que esta enfermedad aqueja al 85% de los jóvenes y de hecho hay algunas personas que en la edad dorada aún la poseen.

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas, generalmente por los cambios hormonales que hay dentro del organismo, en especial en la pubertad, pero contrario a lo que muchos piensan, ésta no es una enfermedad exclusiva de la juventud, puesto que hombres y mujeres adultos también la padecen.

Según las explicaciones de los expertos, esta enfermedad se produce porque los poros contienen glándulas sebáceas, que producen una grasa que lubrica el pelo y la piel llamada sebo, cuando las hormonas se estimulan con la madurez, estas glándulas fabrican más sebo llegando, incluso, a producir que se cierren los poros y se produzcan bacterias que se reproducen y hacen que la piel se hinche, enrojezca y posterior a esto aparezcan granos.

Yo odio el acné, por que me hizo pasar muchos ratos desagradables hasta en el colegio. Me acuerdo que la pasaba muy mal, porque sentía cómo me miraban la cara las compañeras, de hecho, una vez en clase dos de ellas se rieron de un grano muy grande que tenía en el rostro. Definitivamente es muy difícil ver cómo los otros tienen una piel limpia y bonita y uno no”, aseguró Mariana Ortíz, una joven que ha padecido esta enfermedad.

Así mismo, Esteban Aguilar aseguró que en su caso, “el acné, a ratos, era muy normal y en otras ocasiones era traumático, pero con el tiempo adquirí la costumbre de lavarme la cara constantemente e ir a limpieza facial, lo que hizo que se me quitara en gran parte”.

Este y muchos más casos se repiten entre diferentes personas, pero los especialistas recomiendan, ante todo, cuidados para la piel como: Comer saludablemente, hidratase bien, tener una rutina de limpieza para el rostro y consultar con un dermatólogo para que esta enfermedad se regule.

¿Cómo tratarlo?

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Al ser una enfermedad tan común, existe una variedad de tratamientos para reducir la apariencia del acné y más aún las cicatrices provocadas por esta, por lo que la dermatóloga Jennifer Hand, de la Clínica Mayo en Minnesota, explicó lo siguiente: “Para ser más efectivos, la fase inflamatoria del acné que incluye espinillas, granos activos y rojez necesita ser resuelta antes de que inicie el tratamiento”.

Por esto, se deben de realizar limpiezas que garanticen la evacuación de todo tipo de granos para que se mejore la apariencia del rostro y se pueda proceder a un tratamiento efectivo.

También es importante usar constantemente protector solar con un factor de protección de 30 o mayor en la cara y cualquier otra área que tenga cicatrices para proteger la piel y minimizar el contraste en el color de la misma”, afirmó la doctora Hand.

Sin embargo, no todos estos tratamientos funcionan de la misma manera para todas las personas. Algunos pueden tener mejores resultados con otro tipo de procedimiento diferentes a los demás.

Para determinar el mejor plan para usted, consulte con su dermatólogo los tratamientos que pueden funcionar con su caso y tipo de piel. El profesional puede revisar los riesgos y beneficios de cada una de las opciones y ayudarle a decidir cuál es el más apropiado para su situación”, manifestó finalmente la dermatóloga de la Clínica Mayo.

Cabe resaltar que en la mayoría de las personas, el acné desaparece casi por completo al empezar la etapa de la adultez y aunque es una enfermedad que atormenta a muchos, también tiene tratamientos efectivos que con la ayuda de un dermatólogo pueden disminuir su presencia.

Acerca de Johana Betancur Zapata

Johana Betancur Zapata
Comunicadora social y periodista de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Dios, mi familia y mi carrera profesional son lo más importante en mi vida. Cinéfila, melómana, con excelente retentiva, soñadora y muy risueña.

Deja un comentario