¿Es peligroso hacer deporte?

En el caso de los jóvenes, hacer deporte puede ser peligroso cuando se padezca de algún tipo de malformación cardiaca, desórdenes de alimentación o problemas de alineación corporal.

Hacer deporte
Foto: CORTESÍA.

Ya sabemos lo peligroso que puede ser el sedentarismo. La vida sedentaria tiene asociado un % de muertes que se eleva con el paso de los años (y no, usar el móvil a gran velocidad no es deporte, como tampoco lo es hacer apuestas online en páginas como tiradas-gratis.es, ni nada similar).

Aunque la actividad física nos ayuda a combatir este tipo de problema, un exceso en la misma también puede producir importantes problema de salud.

En el caso de los jóvenes, hacer deporte puede ser peligroso cuandi se padezca de algún tipo de malformación cardiaca, desórdenes de alimentación o problemas de alineación corporal.

Si el individuo que hace deporte es mayor de 45 años tendremos que evaluar los riesgos de carácter cardiovascular que existen, además de llevar a cabo análisis de sangre en los que se deben de evaluar tanto los niveles de colesterol, de glucemia, de triglicéridos, controla la tensión arterial y hacer un chequeo de los huesos con densitometría ósea.

Los llamados deportistas de fin de semana también deben llevar mucho cuidado; estos son aquellos que tan sólo hacen deporte 1 o 2 veces por semana, ya sea porque no tienen tiempo, o bien porque no tienen fuerza de voluntad.

Por lo general, estas personas no están entrenando, sino que tan sólo juegan. Son muy exigentes, no practican hábitos alimenticios saludables, tienen una hidratación deficiente y los niveles de estrés están desatados.

Aunque si bien es cierto que vale la pena moverse antes de quedarse mirando a la pantalla del ordenador, conviene establecer una rutina de deporte para evitar problemas de cara al futuro.

Hacer deporte
Foto: CORTESÍA.

Y por supuesto, el problema del sedentarismo se incrementa todavía más si estamos hablando de sujetos que tienen sobrepeso y/o fuman.

Si no se ha hecho actividad física en los últimos meses, no deberían de tratar todos los ejercicios al mismo tiempo (por ejemplo, no vale la pena meterse en un gimnasio y apuntarse a todos las prácticas deportivas, ya que provocará más perjuicios que ventajas para la salud).

El cuerpo debe de acostumbrarse de manera progresiva a estos esfuerzos físicos, ya que en esta es la base de cualquier entrenamiento. También conviene recordar que cualquier práctica deportiva debe de acompañarse siempre con una buena hidratación (la que requiera nuestro cuerpo, no un valor establecido) y de unos hábitos de alimentación adecuados para evitar carencias.

Por lo general, hacer deporte no es peligroso, pero hay una cierta predisposición que sí que podría entrañar algún peligro. Ante cualquier duda conviene ponerse en contacto con un especialista.

Acerca de Redacción

Deja un comentario