En una quebrada de Caldas hallaron el cráneo de una mujer

La comunidad del municipio de Caldas sigue conmocionada con los hechos violentos que se han registrado durante los últimos días.

Caso_Caldas1_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

En las horas del medio día de este sábado 21 de marzo, la comunidad del barrio La Esperanza ubicado en el municipio de Caldas, sur del Valle de Aburrá, alertó a las autoridades sobre lo que parecía ser una cabeza humana abandonada en la quebrada La Valeria, que cruza el barrio.

El CTI de la Fiscalía se acercó hasta el lugar en donde constató que, efectivamente, se trataba de una cabeza humana, al parecer de género femenino que estaba en el afluente. Debido al grado de descomposición y mal estado del cráneo, no se pudo determinar la identidad de la víctima. Además, tampoco se han encontrado el resto del cuerpo.

El caso quedó en manos de la Fiscalía que deberá iniciar las investigaciones pertinentes que permitan esclarecer el hecho que conmocionó a la comunidad caldense, misma que aún no se recupera del estupor que causó la muerte de una abuela y la desaparición de su nieta de 17 años, de quién aún se desconoce su paradero.

Al respecto, el Brigadier General, José Gerardo Acevedo, expresó que no se puede afirmar que la parte del cráneo que se encontró en el afluente sea el de la menor desaparecida, información que la deberá suministrar Medicina Legal, una vez haga las investigaciones y muestreos pertinentes.

Con respecto al caso de la mujer adulta que en un principio se pensaba que habría sido un suicidio y que luego se descartó por las inconsistencias encontradas en el lugar de los hechos y la desaparición de su nieta de 17 años, Acevedo dijo que hay unos hechos puntuales de información alrededor de este caso. “Nosotros ya tenemos unas hipótesis, dos por el momento, una ya con gran porcentaje, pero que nos las puedo dar a conocer por la misma infidencia en la investigación”. 

Caso_Caldas_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.
unnamed
Foto: CORTESÍA.

 

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario