La amenaza de muerte a Pascual Gaviria

El periodista ya había sido atacado en una oportunidad donde por fortuna logró salvarse.

Pascual-Gaviria-01
Foto: CORTESÍA.

Con una llamada amenazante en las instalaciones de Caracol Radio en Medellín, intimidaron al periodista Pascual Gaviria; el hostigamiento se habría hecho el 28 de septiembre y al día de hoy ya se instauró la respectiva demanda por el hecho ante las autoridades.

Fue hasta hoy con la publicación de su columna semanal en el diario El Espectador, que los colombianos se enteraron sobre las amenazas, en el texto Pascual expresa: “Hace unos días me enteré de una segunda amenaza de muerte. Esta vez llegó como un mensaje taimado, anónimo, cobarde como acostumbran los asesinos en este país de terrores íntimos y públicos. Me lo contó un amigo por teléfono, sin rodeos, con el desparpajo y la franqueza de las conversaciones de todos los días. No puedo negar que me recorrió un escalofrío que no conocía. Un temor seco ante el que no quedan muchas respuestas”.

Al parecer la llamada que fue recibida por una empleada de la cadena, se hizo desde un teléfono público ubicado en cercanías al sitio. Con la ayuda de varias cámaras de seguridad las autoridades avanzan en las investigaciones para identificar a los delincuentes responsables de este delito.

Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Seguridad y Gobernabilidad de Medellín, señaló que: “Es la Unidad Nacional de Protección a la que le corresponde evaluar el caso y determinar cómo se va a proteger”.

Sin embargo, el funcionario también explicó que en conjunto con el general Acevedo, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, se coordinan medidas de seguridad en cercanías al lugar de trabajo y vivienda de Pascual Gaviria.

Después de haber recibido la llamada el 28 de septiembre, el aviso a las autoridades se efectuó el día 29 y la respectiva denuncia fue efectuada por las directivas de Caracol el 1 de octubre, misma que pasará a ser manejada por un grupo especial de la Fiscalía General de la Nación.

“Manifestamos nuestro rechazo por las amenazas, toda expresión de violencia en contra de la libertad de prensa o la integridad de un ciudadano nos afecta”, puntualizó Suárez.

En su columna, Pascual alude algunos de los temas que critica en sus intervenciones periodísticas, como el proceso de paz o las próximas elecciones en Medellín.

“El tema de la paz genera en Colombia polarización, gritos e insultos. Aviva el fuego de un conflicto que se ha mantenido en brazas durante décadas (…) En cambio las elecciones regionales siempre tensan el ambiente político hasta el borde de la agresión física. Aquí se juegan poderes y dineros ciertos, odios que se hacen palpables en los balances privados y en las sillas públicas (…) En las últimas semanas he hablado de algunos temas sensibles en el ambiente electoral en la ciudad donde vivo. La Universidad Medellín como un fortín político que presiona a sus estudiantes, profesores y trabajadores a sumarse a las causas de quienes se sienten sus dueños desde hace cerca de dos décadas”.

Gaviria aún se encuentra de vacaciones y se espera que a su regreso las autoridades puedan comunicarse con él para conocer detalles, y establecer los pasos a seguir y salvaguardar su integridad física.

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario