Policía se defendió de un ataque e hirió de muerte a su agresor

El hombre muerto aparece dentro del cartel actual de los delincuentes más buscados del Valle del Aburrá con el alias de “Japón”.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Un hombre identificado como Giovanni Arley Aguirre Múnera, de 41 años de edad, murió la noche de este domingo en el Hospital Pablo Tobón Uribe, luego de ser ingresado con dos impactos de bala, uno en el hombro izquierdo y el otro entre las costillas derechas.

De acuerdo con los hechos relatados por la Secretaría de Seguridad, este hombre fue lesionado por un oficial de la Policía adscrito a la Estación Castilla, cuando el uniformado se encontraba pasando revista y comiendo en un establecimiento de la zona rosa del barrio Aures, en la Comuna 7 – Robledo.

Allí, Aguirre Múnera se acercó al oficial, en aparente estado de embriaguez, y empezó a agredirlo verbalmente, al tiempo que le decía que se dejara de bobadas en el barrio y que los dejara tranquilos. En ese momento, este hombre sacó un arma y le apuntó al oficial, quien reaccionó disparándole inmediatamente.

El hombre muerto no presenta antecedentes, pero cuenta con una anotación en el SPOA por el delito de porte de estupefacientes del 29/10/2008. Asimismo, aparece dentro del cartel actual de los delincuentes más buscados del área metropolitana del Valle del Aburrá con el alias de “Japón”.

El arma de dotación del policía fue dejada a disposición de la Fiscalía para la respectiva investigación del caso, mientras que el arma que tenía este sujeto fue incautada por tratarse de un porte ilegal.

Con este caso, ya son 29 las muertes violentas ocurridas en la Comuna Robledo Durante lo corrido del año, nueve casos más que los ocurridos durante el año anterior en igual periodo de tiempos, es decir, un aumento del 45%. Además, durante el año, se han presentado en Medellín 235 muertes violentas, 40 en junio.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario