Una mujer fue atacada con cuchillo por su yerno, en el barrio Loreto

Al  parecer, la mujer intentaba defender a su hija quien era agredida por su expareja sentimental.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Una mujer identificada como Sandra Milena Loaiza Gómez, de 37 años de edad, murió este lunes en la Clínica Sagrado Corazón, en Buenos Aires, luego de que su yerno la atacara con cuchillo en una vivienda del barrio Lorero, Oriente de Medellín.

De acuerdo con la versión entregada por la Secretaría de Seguridad de Medellín, pasadas las 7:30 de la mañana, esta mujer salió de su residencia hacia una casa cercana en donde su hija estaba recogiendo sus pertenencias, después de haberse separado de su pareja sentimental el 19 de junio.

Al llegar al sitio, la víctima se dio cuenta de que el hombre había encerrado a su hija y que ella estaba pidiendo auxilio, porque su expareja la estaba golpeando.

Al percatarse de este hecho, Sandra Milena le pidió insistentemente al hombre que le dejara entrar, hasta que finalmente éste accedió. Sin embargo, cuando la mujer ingresó a la residencia para tratar de defender a su hija, el hombre la agredió con un cuchillo causándole una herida entre el cuello y la clavícula.

Gravemente herida, la mujer fue llevada hasta la Clínica Sagrado Corazón por su hija y algunos habitantes del sector, pero falleció a las 5:30 de la tarde debido a la gravedad de las heridas.

Por su parte, el agresor, un joven de 21 años de edad y quien trabaja como guarda en una empresa de seguridad privada, fue capturado y dejado a disposición de la autoridad competente.

Este es el séptimo caso de muerte violenta que se presenta durante 2016 en la Comuna 9 – Buenos Aires, mismo número al registrado por esta época del año en 2015.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario