Un pasajero de taxi y un hombre que paseaba a su mascota, asesinados este sábado

Dos muertes violentas se presentaron este sábado en Medellín.

taxista-muerto-bello3
Esta imagen no corresponde al caso. FOTO: ARCHIVO.

En extrañas circunstancias fueron asesinados dos hombres, en hechos aislados, en el transcurso de este sábado, 4 de febrero, aumentando así a 42 la cifra de muertes violentas en lo que va corrido del año en Medellín, 10 casos menos que en el mismo periodo del año pasado.

El primer caso se dio en la mañana de sábado, siendo las 8:00 a.m., cuando Fernando Gallón Montoya se encontraba paseando a su mascota las calles del barrio Córdoba Comuna 7 – Robledo, en ese momento fue interceptado por dos sujetos.

Los sicarios, que se movilizaban en una moto, le propiciaron nueve heridas de bala a la víctima, dejándolo inmediatamente sin vida. “Vecinos del sector comentaron que Gallón nunca había tenido problemas con nadie. Asimismo, manifestaron que el sector cuenta con la injerencia del grupo delincuencial ‘Córdoba’”, comunicaron las Autoridades en el reporte del caso.

El segundo hecho se presentó pasadas las 11:00 a.m., también en extrañas circunstancias, puesto que dos hombres que se movilizaban en una motocicleta interceptaron a un hombre que iba como pasajero en un taxi hacia un centro comercial de El Poblado y en su morral llevaba una cantidad de dinero con dos números de teléfono.

Sin embargo, los hombres no hurtaron el bolso, sino que le propiciaron 11 disparos con arma de fuego y aunque también intentaron agredir al conductor, este logró huir del lugar.

El hombre asesinado no llevaba identificación, por lo que su cuerpo permanece como NN. Según las autoridades, tiene cerca de 25 años y portaba ropa deportiva.

Acerca de Redacción ElPalpitar.com

Redacción ElPalpitar.com
Somos un medio de comunicación digital. Le apostamos a estar más cerca de la comunidad e informar oportunamente los principales hechos de Medellín, Antioquia y Colombia. Comparte con nosotros esa información de interés para investigar a profundidad.

Deja un comentario