Salieron a la luz nuevos detalles sobre el secuestro frustrado en Envigado

Según las autoridades, la captura de los extorsionistas se dio gracias a varios días de inteligencia militar.

Frustrado_Secuestro2
Uno de los capturados. Foto: Cortesía.

Hoy salieron a la luz nuevos detalles del frustrado intento de secuestro en la Loma del Escobero, en jurisdicción del municipio de Envigado, donde se dio la aprehensión de cinco presuntos delincuentes, además del aseguramiento legal de una menor de edad.

Según el general Jorge Romero Pinzón, comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, quien lideró la operación que terminó con éxito, la cifra inicial que exigían los extorsionistas y secuestradores ascendía a 60 millones de pesos, “aunque consideraban aumentar ese monto a mil millones de pesos”.

Frustrado_Secuestro1
Ninguno de los capturados superaba los 23 años de edad. Foto: Cortesía.

“El Ejército frustró el atentado contra la libertad de un antioqueño, luego de un exhaustivo trabajo de inteligencia (…) se logra la captura de seis sujetos, tres vehículos tipo taxi y un material para atentar contra el ciudadano”, dijo Romero, quien no se refirió a la aprehensión de una menor de 16 años de edad (Lea también: Frustrado secuestro de comerciante en la Loma del Escobero).

De acuerdo con la Policía, la banda pretendía raptar al comerciante en los vehículos de servicio público, cuando efectivos del Gaula y el CTI los interceptaron y capturaron sin ningún tipo de resistencia.

“La víctima, que estaba siendo protegida por el Gaula militar, fue acompañado durante más de 50 kilómetros hasta llegar al punto más alto de la Loma del Escobero, donde se produjo tanto el atentado como las capturas”, concluyó Romero.

Frustrado_Secuestro
Uno de los autos destinados para el hecho delictivo. Foto: Cortesía.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario