Mujer le habría pagado a un sicario para que la asesinara en Santa Elena

Según información suministrada por la Policía Metropolitana, la víctima había dejado una nota de despedida, informando además el lugar donde estaría su cuerpo.

Santa-Elena
Vía Santa Elena. Foto: CORTESÍA.

En hechos que aún son materia de investigación falleció una mujer en la madrugada de este domingo 9 de abril, luego de haber sido atacada con arma de fuego en el corregimiento de Santa Elena. Al parecer, le habría pagado a un sicario para que la matara.

Como Kelly Vanessa Henao Aguirre de 27 años de edad fue identificada la víctima que fue hallada sin vida a la 1:00 de la mañana en la vereda Media Luna, ubicada en la zona oriental de la capital antioqueña.

La Policía Metropolitana informó que pudo ser identificada la joven debido a que su madre había reportado su desaparición desde el 8 de abril, quien aseguró que debían buscarla en la vía a Santa Elena.

Sin embargo, reveló más detalles de este homicidio y tal parece ser que la mujer había contratado a un sicario para que la asesinara, información que dejó ella misma en una carta de despedida, donde además informó que ella no era capaz de acabar con su vida y dejó la ubicación donde podían encontrar su cuerpo.

Familiares también señalaron que Kelly Vanessa “sufría trastornos bipolares y ataques depresivos ya que durante su juventud había sido abusada sexualmente, además, ya había intentado atentar contra su vida en repetidas ocasiones por lo que había estado en tratamientos psiquiátricos, los cuales abandonó hace algunos meses”.

El asesinato de Henao Aguirre es el primer hecho registrado en el corregimiento de Santa Elena en lo corrido que va de este año, mientras que en Medellín se incrementó a 132 el número de casos ocurridos en este 2017, según cifras del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia – SISC.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario