En Castilla, asesinaron a un joven que se dedicaba a lavar carros

Los hechos, en los que asesinaron a este joven con amenazas, ocurrieron exactamente en el Barrio Caribe, de la Comuna 5 – Castilla, después de un intento de robo en el sector.

El joven falleció en el hospital Pablo Tobón Uribe. Foto: ARCHIVO.

Este martes, 13 de junio, Medellín tuvo un día violento y en especial el noroccidente de la ciudad, pues después de que asesinaran a tres hombres en Robledo, sicarios acabaron con la vida de un joven de 23 años en el barrio Caribe de la Comuna 5 – Castilla, quien se dedicaba a lavar carros y otros oficios varios.

La víctima fue identificada como Didi Stiven Jiménez, quien falleció pasadas las 4:00 p.m. en el hospital Pablo Tobón Uribe, puesto que fue trasladado con signos vitales después de recibir varios disparos con arma de fuego en su cabeza, pero debido a la gravedad de la heridas perdió la vida.

“Didi Stiven estaba presenciando un alboroto, ya que minutos antes otros individuos habían intentado hurtar un celular en el sector, en ese momento llegaron dos sujetos en una motocicleta de bajo cilindraje, dispararon en repetidas ocasiones contra la hoy víctima y huyeron sin rumbo conocido”, informaron las Autoridades en el reporte, quienes también confirmaron que en los mismo hechos quedó herido en su pierna un hombre de 48 años, quien se recupera con asistencia médica.

Según los primeros resultados de las investigaciones de este caso, las Autoridades lograron confirmar que Didi Stiven Jiménez sufría amenazas en La Candelaria y “presuntamente esto fue porque se dedicaba a lavar vehículos en ese sector”.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario