Este año, en el Centro de Medellín han muerto de forma violenta 89 personas

Los casos aumentaron con el acontecido este lunes, 20 de noviembre, cuando fue hallado el cadáver de un hombre en plena vía pública del Centro.

Foto: Archivo.

Las Autoridades están alertas con los temas de orden público en La Candelaria (Centro de Medellín), la zona con más índices de criminalidad de la ciudad, donde este año ya se registran 89 casos de muertes violentas.

El último caso se reportó por la Secretaría de Seguridad este, lunes 20 de noviembre, cuando trabajadores se percataron de la presencia de un objeto extraño en una obra.

Al menos 15 trabajadores se dieron cuenta de la presencia de un costal de color blanco sospechoso, ante lo cual intentaron moverlo. Al hacerlo, se toparon con la macabra escena: Un hombre se hallaba al interior del costal, completamente muerto.

De inmediato, se dio aviso a las Autoridades competentes, quienes procedieron con las diligencias judiciales correspondientes. Entre otras cosas, los funcionarios oficiales identificaron el nombre de la víctima –Adrián Alonso Cardona Rendón-, aunque no pudieron arrojar una hipótesis previa sobre su muerte.

Lo cierto es que ahora se busca determinar desde cuándo se hallaba el cadáver en ese costal, ya que los trabajadores no venían al sector desde el pasado viernes, luego de lo cual se fueron a descanso del fin de semana, por lo que todo apunta a que el hombre de 39 años fue asesinado la semana anterior y arrojado en la zona cuando nadie se encontraba observando o vigilando.

Con este caso, ocurrido en el barrio Calle Nueva, ya son 89 los acaecidos en el Centro de Medellín en lo que va del 2017. La comuna es la más violenta de la ciudad, superando por 28 casos a Robledo y por 44 a Belén, las que le siguen en materia de crimen y homicidios.

En tanto a la ciudad, ya son 503 los casos de homicidio. 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario