Nanorrobots podrían ser utilizados para combatir el cáncer, según estudio

El experimento tuvo resultados favorables al ser utilizado en ratones.

celulas_nanorobots2
Los nanorrobots podrían revolucionar el mundo de la tecnología y la medicina. Foto: CORTESÍA.

Un equipo de científicos de las Universidades de Carolina del Norte y Chapel Hill, lograron probar con éxito la posibilidad de usar nanorrobots en el cuerpo para combatir el cáncer, un hecho que podría revolucionar el tratamiento a esta penosa enfermedad.

Estos micro agentes no harían el trabajo solos, también llevarán hasta las células cancerígenas un potente fármaco llamado doxorrubicina o hidroxildaunorrubicina (conocido comercialmente como Dox o adriamicina), sustacia utilizada en quimioterapia pero que incrementaría su efectividad al ser expuesta en el corazón de la enfermedad.

“El avance aquí es que tenemos una técnica de administración de fármacos que pueden aumentar la eficacia de los medicamentos que se entregó, se puede ayudar a los médicos a localizar tumores, se pueden producir en grandes cantidades, y parece ser totalmente biodegradable con una toxicidad muy baja”, dice Zhen Gu, docente asistente en el programa de ingeniería biomédica conjunta en NC State y UNC – CH.

Para evitar daños en el organismo durante la introducción de estos elementos, los científicos desarrollaron a los mismos con un sistema en el que después de combatir e inocular el fármaco en las células cancerígenas, éstas se disuelven, despejando toda prueba de que alguna vez estuvieron dentro de un cuerpo.

Se trata de una prueba de concepto muy esperanzadora. Al igual que los terminator de la ficción, este portador es transformable. Se puede fabricar fácilmente, se inocula en las células, se degrada y desaparece. Esperamos continuar con las pruebas con miras a comenzar los ensayos clínicos”, explicaron en conjunto y mediante la revista Nature, los coautores del estudio, los doctores Yue Lu, Zhen Gu y Michael Dickey.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario