Alejandro González, director de Corantioquia, destacó los logros y retos de la corporación entre 2012-2015

La Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia-Corantioquia, se compone de 80 de los 125 municipios del Departamento.

Alejandro-Gonzalez-Valencia-director-Corantioquia-1
Foto: EL PALPITAR.

Alrededor de 32.000 kilómetros cuadrados conforman la jurisdicción de Corantioquia, entidad encargada de ejercer la función de máxima autoridad ambiental en su territorio, otorgar concesiones, permisos, autorizaciones y licencias ambientales, contribuir al desarrollo sostenible de la región, entre otras funciones.

Amagá, Amalfi, Angostura, Barbosa, Betania, Buriticá, Caicedo, Caucasia, Cisneros, Ebéjico, El Bagre, Fredonia, Heliconia, Remedios, Salgar, Sopetrán y Vegachí, son algunos de los municipios que componen esta Corporación.

En diálogo con EL PALPITAR, Alejandro González Valencia, director General de Corantioquia, compartió los avances de la entidad desde 2012, los principales proyectos, los convenios ejecutados con otras entidades y los principales retos que debe afrontar cada día la institución y su grupo de trabajo.

Director, ¿Con qué presupuesto cuenta la corporación durante esta administración y cómo hacen para invertir en los 80 municipios?

“Indudablemente la gestión en los 80 municipios refleja también las prioridades fundamentales de cada subregión.

En cuanto al presupuesto, terminamos el 2014 con una inversión aproximada de 74.000 millones de pesos, cerca de un 40 % de este dinero se gestionó a través de convenios y proyectos con otras entidades. Es decir, el presupuesto de inversión de Corantioquia debió haber sido de 48.000 millones, pero logramos aumentarlo gracias a las alianzas con Empresas Públicas de Medellín, la Gobernación de Antioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y  Ecopetrol”.

Mencione algunos de esos proyectos y ¿A qué municipios beneficia, o cada intervención se hace en la totalidad del territorio?

“Frente al tema de la minería que es una gran problemática en nuestro Departamento, no solamente en el Bajo Cauca, sino prácticamente en todas nuestras subregiones, hemos avanzado además del control y vigilancia. Por ejemplo, en el Nordeste también tenemos un proyecto piloto en conjunto con la Secretaría de Minas para implementar tecnologías limpias y eliminar el uso del mercurio. Hemos logrado resultados muy importantes, son tecnologías ya probadas, que la gente empieza  a replicarlas.

También es importante destacar proyectos tan importantes como el que desarrollamos con Empresas Públicas de Medellín en el Norte de Antioquia, especialmente en el Páramos de Santa Inés, que incluye ocho municipios, para no solamente hacer la adquisición de predios que surten de agua los acueductos, que lo hicimos en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente, sino para empezar  a educar  a los campesinos que están en estas zonas  y que ellos se queden en los páramos, pero cultivando de una manera diferente.

Otras intervenciones muy importantes son las que hemos tenido con Ecopetrol, que fundamentalmente tiene dos componentes: El primero, Hogares Ecológicos, a través del que llegamos a las familias campesinas, en las veredas más alejadas de los municipios donde no tienen servicios públicos y vías de acceso, les hacemos una propuesta para que puedan mejorar sus parcelas. Ya terminamos la primera fase en los municipios de Cisneros, Maceo, Yolombó y Yondó, pero en la segunda etapa lo vamos a ampliar a Puerto Nare.

El segundo componente es en los municipios de Yondó y Puerto Nare, Humedales de Vida. Ya veníamos trabajando por la protección de los humedales y las ciénagas, haciendo limpieza, pero no era suficiente, por lo que en la intervención incluimos repoblamiento de especies y estudios para avanzar hacia posibles declaratorias de áreas protegidas”.

Además de los proyectos y la intervención en cada municipio, ¿Cómo avanza el tema de sanciones en su jurisdicción?

“En sanciones hay varias líneas que hemos tratado de fortalecer: El ejercicio de control y vigilancia con el tema de tráfico de fauna, el año pasado en nuestra jurisdicción hubo varias personas judicializadas y recuperamos 1.631 individuos de fauna. El tráfico de madera ilegal, especialmente en el Nordeste y en el Bajo Cauca, el año pasado realizamos más de 85 operativos en la vía, en conjunto con la Policía de Carreteras, tratando de desincentivar el tráfico.

Vertimientos al río, manejo inadecuado de los rellenos sanitarios y la inadecuada explotación minera también son objeto de sanciones por parte de Corantioquia”.

Finalmente, el director de Corantioquia, quien estará al frente de la entidad hasta finalizar este 2015, también destacó los retos que debe afrontar la corporación y los componentes que faltan por fortalecer. Entre estos, se destaca la efectividad y pertinencia que pierden los procesos por la falta de herramientas en la normatividad ambiental.

Humedal_Cocorna3_El_Palpitar
La intervención integral de los humedales en el magdalena Medio, es uno de los proyectos de Corantioquia con Ecopetrol.Foto: EL PALPITAR.

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario