Autoridades cerraron siete establecimientos estéticos que practicaban cirugías ilegalmente

En lo que va corrido del año, cuatro personas fallecieron por procedimientos estéticos en lugares no autorizados ni aptos para dicho servicio.

Policía_Clínica_Estética
Foto: CORTESÍA.

Durante el fin de semana, autoridades sanitarias y de Policía cerraron siete establecimientos estéticos en el Valle del Aburrá que, sin licencia ni personal calificado, realizaban procedimientos quirúrgicos invasivos que ponían en riesgo la vida de la ciudadanía.

“Encontramos irregularidades como uso de medicamentos vencidos o de mala calidad, polímeros reenvasados, elementos de cirugía relacionados con actividades invasivas que solo pueden hacer médicos profesionales y algunos funcionarios con cursos de cosmetología que desarrollaban esos procesos invasivos”, explicó el Teniente Coronel Javier Parra Prada, Comandante Operativo (e) de la Policía Metropolitana.

Según Parra, en estas “clínicas de garaje” se hallaron “elementos como jeringas y bisturís, que se usan en procedimientos quirúrgicos” solo autorizados para una clínica especializada, ya que “en un salón de belleza no se realizan procedimientos invasivos”.

Por su parte, Clara Luz Trujillo Escobar, subsecretaria de Salud de Medellín, indicó que las autoridades sanitarias, encabezadas por la Secretaría de Salud, tienen “la obligación de ejercer inspección, vigilancia y control de todos los establecimientos abiertos al público que prestan servicios de cosmetología y estética en la ciudad”.

Los operativos se dieron en respuesta al llamado de la ciudadanía por los recientes casos de muertes en quirófanos improvisados, hechos que fueron denunciados fuertemente por uno de los concejales de la capital antioqueña. (Amplíe: Clínicas estéticas de garaje siguen operando en Medellín, según denuncia de Concejal).

“Muchas personas, incluso no idóneas ni profesionales de la salud, desarrollan ilegalmente oficios y profesiones que ponen en peligro la vida de las personas, camuflándose en apartamentos, en consultorios no habilitados y, en muchas oportunidades, clínicas enteras que realizan procedimientos invasivos sin tener soportes logísticos que los favorezcan”, precisó Trujillo.

Los establecimientos que realizan malas prácticas se caracterizan, generalmente, por tener como razón social una peluquería y ofrecer procedimientos que no cuestan más de 200 mil pesos, pero que en un centro médico legal sobrepasarían la barrera del millón de pesos.

Los centros estéticos sellados, ubicados en Itagüí, Sabaneta, Bello y Medellín, hicieron parte de los 46 en que se hicieron hallanamientos, y no podrán seguir prestando servicios que se alejen de su razón social, a saber, procedimientos no invasivos, “como limpiezas faciales o masajes”, según detalló Trujillo.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario