Campesinos de Tarazá han retornado a sus hogares, tras principio de acuerdos

Los cerca de 1.200 campesinos de Tarazá que protestaban por la erradicación de cultivos ilícitos han retornado a la normalidad.

Foto: ARCHIVO.

Después sostener una manifestación pacífica desde el pasado lunes festivo, los cerca de 1.200 campesinos de Tarazá que protestaban por la erradicación de cultivos ilícitos de coca han estado regresando a sus hogares, tras llegar a un principio de acuerdos con las Autoridades.

Una mesa integrada por líderes campesinos, Policía, autoridades militares, miembros de la Gobernación de Antioquia y el Gobierno Nacional llegaron a principio de acuerdos para levantar el denominado “paro cocalero”, que se dio por el reinicio de las labores de erradicación de cultivos ilícitos en esa región del Bajo Cauca.

Se va a instalar una mesa de planificación y trabajo desde el 1 de septiembre. Algunas personas, a las que ya se les han erradicado sus cultivos, inmediatamente van a ser caracterizadas para recibir las ayudas correspondientes y así con quienes quieran acceder voluntariamente, porque lo podrían hacer de inmediato”, manifestó el gobernador encargado de Antioquia, Iván Echeverry.

En la mesa de trabajo el Gobierno definirá la remuneración monetaria y otras garantías para estos campesinos, quienes han estado retornando a fincas y parcelas con normalidad.

En la noche de este miércoles, 23 de agosto, después de que se conociera el fin del paro cocalero, se presentaron conatos de desorden que no fueron realizados por campesinos, sino por habitantes de la zona urbana, pero que fueron controlados en poco tiempo.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario