El vestuario de los silleteros cambiará en esta versión de la Feria de las Flores

El cambio estuvo basado en investigaciones de la tradición antioqueña.

atuendo silletero

Un nuevo atuendo lucirán las personas que participen del Desfile de Silleteros en esta edición de la Feria de las Flores. El miércoles 29 de julio, fue entregado a los cultivadores de Santa Elena, el vestuario que, según indicaron las autoridades locales, se adecúa más con las tradiciones de la región.

La investigación que permitió determinar cómo lucirían en realidad los campesinos de la época, estuvo a cargo de Juan Luis Mejía, rector de la Universidad Eafit y gran conocedor de la historia del Departamento; Lina Moreno, ex primera dama de la nación; y Alicia Mejia, ex organizadora de la Feria de las Flores, además de los diseñadores Camilo Álvarez y Miguel Mesa.

“No hay un vestido de silletero, en las fotos de los primeros desfiles, cada uno está vestido a su manera. Más adelante, en una alcaldía anterior, se decidió dar a los silleteros un traje, que se conservó hasta ahora. Entonces la pregunta que debíamos resolver nosotros en este caso era: ¿Cuál traje? ¿Cómo podríamos definir algunas tipologías de un vestido auténtico de los campesinos antioqueños en el siglo XIX y principios del siglo XX?” señaló Juan Luis Mejía.

Además, el estudioso explicó que las decisiones fueron tomadas con base en los registros fotográficos de Melitón Rodríguez y Benjamín Restrepo, quienes se encargaron de retratar a personajes de Antioquia y plasmar sus tradiciones.

El proceso de diseño estuvo acompañado por los silleteros, quienes pudieron dar sus opiniones y hacer las sugerencias pertinentes para que los trajes, además de pretender acercarse más a la realidad, fuera cómodos para las jornadas de desfile que enfrentan.

“Ustedes son artífices de esta tradición que llevamos todos en el corazón”, expresó Claudia Márquez, primera dama de Medellín en el acto de entrega de los trajes, en donde además se aprovechó para exaltar la importancia de que los silleteros hayan sido declarados Patrimonio Inmaterial de la Nación.

Algunos de los cambios que presenta el nuevo vestuario, es el color de los pantalones y la falda, que pasó de ser de color negro para ser de un azul verdoso; además y quizá una de las mayores novedades, es el reemplazo del tradicional “poncho” por una ruana de color oscuro por un lado y un color vivo por otro.

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario