Santiago Restrepo encontró en el taekwondo un aliado

Después de buscar en el baloncesto y el ajedrez, este joven de 20 años encontró en el taekwondo un deporte y estilo de vida, pues ya son más de ocho años entrenando y compitiendo.

Santiago Restrepo Usma entrena taekwondo los miércoles y los viernes en el Centro Vida Las Mercedes. Foto: EL PALPITAR.

Aunque desde los nueve años empezó la búsqueda en el baloncesto y el ajedrez, fue hasta los 12 más o menos que Santiago Restrepo Usma se encontró con el taekwondo, un deporte que lo enamoró y que desde entonces hace parte fundamental de su vida y le ha regalado muchas satisfacciones.

Este joven, quien vive en Belén Las Violetas (Comuna 16) y además es estudiante de Artes Visuales del Instituto Tecnológico Metropolitano-ITM, hace parte de la selección Antioquia de pumse, una modalidad del taekwondo con la que se identificó y en la que se viene perfeccionando.

Después de más de ocho años entrenando disciplinadamente, por fin, como él mismo lo relata, ya es cinturón negro primer dan (es el primer nivel del cinturón negro), aunque la meta es mejorar y seguir avanzando hasta los otro ocho niveles.

Empezó entrenando en la Escuela Popular del Deporte Las Violetas y desde hace cinco años más o menos entrena en el Centro Vida Las Mercedes. Aunque recuerda que en ese proceso también tuvo altibajos, por lo que estuvo por fuera algunos meses.

“También tuve algunas decaídas, antes de pasar a cinturón amarillo me desguincé un pie en tercer grado, justo una semana antes de hacer el examen… Al siguiente año me quebré el brazo derecho, justo dos semanas antes de hacer el examen, eso me afectó un poco y me retiré unos meses”, contó el deportista.

Al tiempo volvió a entrenar y a competir animado por su mamá y porque le hacía falta, ya que sus actividades principales son el deporte, el estudio y compartir con sus amigos.

Aunque en algunas etapas participó en la modalidad de combate y tuvo experiencias enriquecedoras como competir contra quien fue uno de sus profesores en la selección Medellín y quien era cinturón negro, mientras él era cinturón rojo, tiene claro que lo que le gusta es el pumse.

“A mi me gusta más la categoría de pumse, es una competencia en la que tenemos un esquema de combate imaginario, así es que se le denomina, en el que se hacen ciertas posiciones con ataques, defensas y patadas”.

El deporte como transformador social

Foto: EL PALPITAR.

Medellín cuenta con 886 escenarios deportivos, administrados por el Inder y más de 133 gimnasios al aire libre. Todos estos espacios están disponibles para los habitantes de la ciudad, quienes además los pueden reservar a través de la página web de la Entidad o de los gestores del Inder a cargo de cada escenario.

En el caso de la Comuna 16-Belén, que cuenta con 94 espacios como el Centro Vida Las Mercedes, además de taekwondo se ofrecen clases de fútbol y se pueden realizar muchas otras actividades físicas.

Según lo destacó Juan Guillermo Monsalve, licenciado en Deportes y profesor del Inder, en Belén hay muy buen aprovechamiento de los escenarios y la oferta deportiva y recreativa de la Institución tanto en taekwondo como en fútbol, patinaje, baloncesto, entre otras disciplinas.

“En el ámbito social también estamos haciendo un gran aporte porque son jóvenes muchos más tranquilos, no manejan estrés, no están pendientes de las esquinas o de las malas amistades…”, destacó el instructor.

Por su parte, Santiago recuerda que ha sido testigo de que muchos de sus compañeros que en algún momento tuvieron algún problema de drogadicción, decidieron dejarlo para rendir más en sus deportes y ser más competitivos, por lo que destaca el papel que juega la actividad física en ese proceso de transformación social para los jóvenes y las demás personas.

“El deporte me ha aportado mucho, entrenando taekwondo conocí a la mayoría de mis amigos y personas de mi círculo social. Destaco a Pedro y Alexandra, a quienes conozco hace más años y con quienes he vivido más experiencias”, resaltó el deportista.

Según él, este proceso de más de ocho años entrenando y compitiendo le ha ayudado a ser más disciplinado en el estudio, “concentrándome más en lo que debo de hacer y no dejándolo para después”.

A sus 20 años, esta promesa del taekwondo se prepara para competir en la Copa Navidad (competencia departamental) buscando mantenerse en el ranking y en la selección Antioquia de Pumse. Por esos días también se realizará la Copa Federación, en Boyacá, en la cual también aspira participar.

Foto: EL PALPITAR.

 

Convivencia a través del deporte”

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario