En los últimos tres años, trabajo infantil disminuyó un 1,1%

Sector rural, principal ecosistema donde se evidencia la problemática.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

De acuerdo con el seguimiento trimestral que realiza el DANE en torno a los derechos de los menores de edad, en el trimestre octubre-diciembre de 2015 hubo una tasa de trabajo infantil correspondiente al 9,1%, frente al registro de 10,2% del 2012.

En ese mismo lapso pero del 2014, la tasa se ubicó en 9,3%, en tanto en 2013 fue de 9,7%, lo que evidencia una disminución gradual y progresiva en este ítem.

Asimismo, la edad en la que más se presenta esta problemática es entre los 15 y 17 años, con una tasa de 24,4%, superior a la registrada en el último trimestre de 2014, cuando esta fue 22,3%.

Además, la población de 5 a 14 años de edad que labora representó a un 4,6% del total de menores en esa edad del país, una cifra menor en relación con el 2014.

Trabajo_Infantil1_ElPalpitar

La zona rural, por su parte, es donde mayor cantidad de menores viven este flagelo: el 15,6% de los niños que viven en centros poblados dispersos se ven obligados a trabajar. En las cabeceras urbanas, por otro lado, hubo una tasa de 6,7%.

De acuerdo con el diagnóstico del DANE, el trabajo infantil creció en el sector rural en relación con el 2014, mientras que presentó una leve reducción en las ciudades.

De los menores que trabajan, el 38,6% manifestó que “le gusta trabajar para tener su propio dinero”, mientras que el 34,1% expresó que “debe participar en la actividad económica de la familia”. 

Las actividades propias del campo, como la agricultura, silvicultura, pesca, ganadería y caza, fueron las áreas en las que más trabajo infantil se registró, con un 36,1%. El comercio, los hoteles y restaurantes, con un 32,1%, fue el segundo sector donde mayormente se presentó el flagelo.

Finalmente, el análisis precisó que un 44,6% de los menores involucrados se identificó en la posición ocupacional “trabajador sin remuneración”.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario