Los combustibles comenzaron diciembre con una nueva reducción de precios

En Medellín, los precios de referencia son de 7.765 para la gasolina y 7.570 para el ACPM.

Este martes, primero de diciembre, el Ministerio de Minas y Energía confirmó los nuevos precios de referencia para los combustibles en Colombia, que presentan una reducción de 87 pesos para la gasolina y 124 para el ACPM.

“La caída de los precios internacionales fue la principal razón que incidió en la reducción. No obstante, el alza en el precio del etanol impidió una mayor reducción en el precio de venta final de la gasolina”, afirmó en Ministerio en un comunicado.

Así las cosas, el Ministerio anunció que para el mes de diciembre el precio de la gasolina se ubica en siete mil 818 por galón, 87 pesos menos. Así mismo, el ACPM se sitúa en siete mil 469, con una reducción de $124 frente al mes anterior.

En lo corrido de 2015, el precio de la gasolina presentó una reducción de 927 pesos, con un promedio de ocho mil 76 pesos, disminuyendo 540 pesos frente al promedio de 2014. El precio de la gasolina para diciembre es el más bajo de los últimos cinco años.

“El Ministerio de Minas y Energía continúa aplicando una fórmula que es consecuente con una política de precios de combustibles fundamentada en criterios de eficiencia y de mercado, y orientada a garantizar el abastecimiento de combustible en todo el país”, ratificó el MinMinas.

De otro lado, en el caso del ACPM, a lo largo de 2015 registró una caída 988 pesos. El precio del ACPM promedio en 2015 se ubicó en siete mil 762, 629 menos que el promedio observado en 2014. El precio del ACPM en diciembre es el más bajo desde el segundo semestre de 2011.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario