Desempleo en Colombia bajó a un 9% en abril

Quibdó, la ciudad con mayor tasa de desempleo en el país. Desocupación en el Valle de Aburrá, por encima del promedio nacional.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO.

El DANE reveló este martes que durante el trimestre móvil febrero-abril, el desempleo en Colombia descendió hasta nueve puntos porcentuales, lo que representa un 0,5% menos que en el mismo período del 2015, cuando fue de 9,5%.

Mauricio Perfetti, director del Departamento, explicó que estas cifras significan que durante abril, cerca de 109 mil personas quienes se hallaban desempleadas encontraron un empleo.

En todo el país, las personas ocupadas son 22,17 millones, lo que sería un 0,5% más que en 2015. Por otro lado, los desocupados ascenderían a 2,19 millones.

“El desempleo vuelve a situarse en un dígito, después de superar la acentuada estacionalidad del primer trimestre del año”, indicó Perfetti durante el informe.

No obstante, tanto la tasa de ocupación como la Tasa Global de Participación experimentaron un decrecimiento en ese período de 2016, cuando se situaron en un 58,8% y 64,6%, respectivamente; lo que significa que menos personas buscaron trabajo durante abril.

Por ciudades, Barranquilla (8,1%), Cartagena (8,3%) y Bogotá (8.5%) fueron las que menor desocupación registraron.

Por su parte, Quibdó, con un 19,7%; Armenia, con 16,2%; y Cúcuta, con 15,9%, son las ciudades que mayor tasa de desempleo poseen, lo cual no impidió que la desocupación en las 13 ciudades principales y áreas metropolitanas se situara en un 9,1%, la cifra más baja en 16 años.

El Valle del Aburrá, sin embargo, se ubicó por encima del promedio nacional, con un 11,1%, un porcentaje menor a abril de 2015, cuando fue de 11,8%.

El comercio, asimismo, es la actividad que mayor empleo aportó en el período, seguido del sector inmobiliario.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario