Juez norteamericano autoriza extradición a Colombia de Andrés Felipe Arias

Según el jurisprudente, todos los cargos imputados por peculado y corrupción a Arias, ex precandidato presidencial, deberán ser pagados en Colombia.

El exministro de Agricultura tiene una condena pendiente de la Corte Suprema de Justicia de Colombia por 17 años de cárcel. Foto: Archivo.

El excandidato presidencial por el Partido Conservador, Andrés Felipe Arias, deberá ser extraditado a Colombia a fin de pagar su pena por los delitos de peculado a favor de terceros y celebración ilegal de contratos del orden público, de acuerdo con una decisión judicial en Estados Unidos.

La decisión se conoció tras la audiencia acaecida hacia el mediodía de este jueves, en la cual el juez federal John O’Sullivan dio la autorización para que Arias, exministro de Agricultura, sea extraditado.

Dado que el juez consideró que había muchas probabilidades de que Andrés Felipe Arias decidiera fugarse, ordenó además su detención y reclusión inmediata en un centro carcelario norteamericano.

Cabe señalar que el político antioqueño ya había sido prófugo de la justicia colombiano cuando, en 2014, viajó a Estados Unidos antes de conocer la condena de la Corte Suprema de Justicia, que le imputó una pena de 17 años de cárcel y una multimillonaria suma de dinero por las irregularidades ocurridas en el programa Agro Ingreso Seguro.

Por su parte, Arias podrá todavía presentar una apelación ante un tribunal superior estadounidense, y el caso podría trasladarse incluso a los estrados de la Corte Suprema de Justicia de dicho país.

El senador Álvaro Uribe Vélez, íntimo amigo de Arias y asistente a la audiencia de condena, manifestó estar muy triste por la decisión del juez y acusó al gobierno de Juan Manuel Santos de manipular a la opinión internacional apelando a un tratado de extradición que, desde su punto de vista, es inexistente.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario