Polémica por descalificación de silleteros en instantes previos al desfile

La problemática se presentó en la categoría de Silleta Emblemática, de la cual resultó ganador Fabián Atehortúa.

Silleteros_Galería21

Antes de que iniciara el recorrido por Medellín de la edición número 58 del Desfile de Silleteros, jurados especializados eligieron las mejores silletas en las diferentes categorías del concurso. Pero, hubo algunas que, por supuestamente no cumplir con las medidas reglamentarias, fueron descalificadas.

Jonathan Londoño fue uno de los silleteros excluido del concurso por los evaluadores. Para él, la decisión fue fruto de la falta de pericia de los evaluadores y veedores. “Las medidas establecidas, a mi consideración, fueron mal tomadas. Un gran número de silleteros estamos descalificados injustamente, quizá por la inexperiencia de los que se encargan de esa labor”, expresó Londoño.

“Tengo el sentimiento de rabia e impotencia, porque 60 años de tradición y de experiencia silletera se están comparando con no sé cuanto tiempo que llevan establecidas las medidas”, añadió el silletero, quien aspiraba a competir en la categoría de Silleta Emblemática.

Mismo sentimiento manifestó Hernán Atehortúa, silletero de dicha categoría. “Me trasnoché cinco días trabajándole a una silleta, midiéndola constantemente desde lo reglamentario, para que al llegar un evaluador la mida mal y me descalifique“, manifestó el silletero.

Agregó que, aunque él se acogió a todas las medidas y materiales para elaborar su silleta, “descalificaron todo el trabajo de estos días por dos centímetros, cuando hay silletas que tienen quince o veinte centímetros de más y están en el concurso”, teniendo en cuenta que la medida reglamentaria es de 2.30 metros de diámetro. Para él, la regla sólo se aplicó para algunos silleteros.

Por su parte, la secretaria de Cultura, María del Rosario Escobar, manifestó que, aunque el comité veedor y evaluador del concurso es riguroso, fueron capacitados para ejercer perfectamente esa labor. “No conozco en detalle la inconformidad y ningún silletero se acercó a poner quejas al respecto”, mencionó la funcionaria.

A pesar de la descalificación, Jonathan y Hernán participaron del desfile porque, aunque no podían aspirar a ganar el concurso ni obtener premios, consideraron que la tradición silletera estaba por encima de cualquier cosa. “Nosotros, ganemos o no, desfilamos como nunca; nos la gozamos porque es un espectáculo para la gente“, finalizó Jonathan Londoño.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario