Suelos afectados por incendios están en “cuidados intensivos”, advirtió el IGAC

Durante el 2015 se registraron 4.617 incendios en el territorio nacional, según el Departamento de Planeación.

incendio_bello_2
Suelos afectados por incendios estarian en riesgo. Foto: ARCHIVO.

Los suelos afectados por los incendios forestales y estructurales, están en situación de vulnerabilidad ante la prolongación del fenómeno de El Niño, así lo aseguró el Instituto Geográfico Agustín Codazzi – IGAC.

Debido a la sequía originada por el fenómeno climático que tiene en jaque a las autoridades ambientales, los suelos afectados por los incendios están en riesgo porque no se han podido recuperar, situación que conlleva a la “muerte” de la capa vegetal en los mismos.

“Un suelo sano conserva la humedad en un lapso de tiempo más largo y cuenta con características para que las raíces puedan penetrar más profundamente en busca de agua y nutrientes. Entre tanto, un suelo degradado, como el de los departamentos afectados por los incendios forestales, se seca rápidamente, lo que genera que las raíces penetren únicamente una capa muy superior del suelo, razón por la cual el material vegetal se marchita por la carencia de líquido y alimento”, explicó el director General del IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante.

Ante este oscuro panorama, la entidad lanzó una serie de recomendaciones a la ciudadanía y a las autoridades ambientales, para que ayuden a estos terrenos a tener una rápida recuperación y seguir enfrentando este fenómeno.

“Realizar un mantenimiento de las especies arbóreas combinadas con pastos o con cultivos, como hortalizas; siembra directa, que evita la destrucción de la capa vegetal por efecto del laboreo del suelo; con esto se aumenta la cantidad de materia orgánica y se mantiene la cobertura vegetal; evitar la deforestación, las quemas, el uso de herbicidas y el laboreo excesivo; hacer uso de una fertilización orgánica, aportes de compost, gallinaza, porquinaza y cultivo de abonos verdes; disminuir el aporte de abonos químicos que generan gases de efecto invernadero, cuyo poder de calentamiento es 300 veces superior al del CO2”, advierte el IGAC mediante comunicado.

Según el Departamento Nacional de Planeación, en todo 2015, aproximadamente 120 mil hectáreas (de las cuales 23 mil fueron bosques) padecieron los estragos de cuatro mil 617 incendios.

Con esta serie de recomendaciones, si se ponen en práctica, se estaría previniendo una problemática mayor porque de llegar el fenómeno de La Niña con el invierno, se presentarían inundaciones, movimientos de tierra y deslizamientos.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario