Leopoldo López, con casa por cárcel por su estado de salud

El opositor Leopoldo López ya está en su casa, aunque no se han hecho pronunciamientos desde su hogar.

Foto: ARCHIVO

En la mañana de este sábado, 8 de julio, se confirmó que el preso político Leopoldo López regresó a su hogar después de que se le concediera el beneficio de casa por cárcel, tras el estado de salud que tiene actualmente, aunque aún no se conoce qué dolencias lo aquejan.

“Leopoldo López está en su casa de Caracas con Lilian y sus hijos. Aún no es libre, sigue bajo arresto domiciliario. Le sacaron de madrugada (…)  Dar casa por cárcel a Leopoldo López indica cuán desesperados y divididos están, una muestra de debilidad de un régimen acorralado”, comunicó a la opinión pública el español Javier Cremades, uno de los abogados del opositor venezolano.

Además, Cremades también explicó que este beneficio “no implica modificación de su condena”, que fue puesta por las Autoridades venezolanas acusándolo de provocación a la violencia, por los muertos que hubo en las manifestaciones de 2014 pidiendo la renuncia de Nicolás Maduro.

El abogado también manifestó que “hay que reestablecer aún todos los derechos civiles y políticos de Leopoldo López. Además quedan 300 presos políticos en mazmorras bolivarianas”.

Sin embargo, ni sus abogados ni su esposa, Lilian Tintori, confirman el estado de salud del preso político, que es preocupante porque en días pasados, cuando no se le permitía la visita en Ramo Verde, Leopoldo López alcanzó gritar para pedir auxilio, diciendo: “Me están torturando”.

Se espera que en las próximas horas Lilian Tintori le informe a la comunidad en general el estado de salud de Leopoldo López y las condiciones bajo las que salió de la prisión militar, Ramo Verde.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario