Rescate de Frida Sofía avanza en México pero hay dudas sobre su existencia

La niña Frida Sofía ha sido tendencia en redes sociales después que se diera a conocer la existencia de una niña bajo los escombros de un colegio en México.

Rescatistas alemanes hacen parte de la búsqueda en el colegio. Foto: CORTESÍA.

México sigue moviéndose para salir de la tragedia del terremoto e incrementan esfuerzos para rescatar a sus desaparecidos, especialmente a Frida Sofía, una niña que está atrapada bajo los escombros, pero que ahora dudan de su existencia.

Una de las noticias más sensibles en el país Azteca fue en el colegio Enrique Rébsamen, lugar donde fallecieron varios estudiantes y se realizan rescates para poder hallar a otros menores de edad.

Desde este miércoles 20 de septiembre ha sido noticia Frida Sofía, una niña de este colegio que estaría sepultada debajo de la edificación, y quien se habría comunicado con los rescatistas con una voz tenue.

Sin embargo, la historia tuvo un giro tras la afirmación de la periodista Hannia Nobel, quien aseguró este jueves que no se encontró ninguna niña que respondiera al nombre de Frida Sofía, en la lista de los alumnos del colegio.

“El nombre de Frida Sofía, la hemos buscado en las listas de los alumnos de esta escuela, 314 alumnos que tiene la escuela… y no existe, no está como alumna, no está con los niños rescatados, tampoco está en la lista de personas que han perdido la vida. el asunto es que Frida Sofía no existe, las Fridas y las Sofías, que son nombres independientes, están en casa y están a salvo”, sentenció la periodista, a través del diario Récord de México.

Por otra parte, la cifra de muertos en México sigue en ascenso con 250, según Televisa, medio que enfatizó que las muertes se han registrado así: 115 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, cinco en Guerrero y uno en Oaxaca.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario