Un indígena murió durante enfrentamientos en el paro agrario

Durante los enfrentamientos resultaron heridas cuatro personas más, una de ellas de gravedad.

Foto: ARCHIVO/CORTESÍA
Foto: ARCHIVO/CORTESÍA

Un indígena murió este lunes en el Valle del Cauca en enfrentamientos con la Policía durante el paro agrario convocado por la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

El fallecido, identificado como Willington Quibarecama Nequirucama, fue “arrollado” por una tanqueta del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía en la aldea de La Delfina, que forma parte de la ciudad de Buenaventura, en el Pacífico, agregaron esas fuentes.

Los disturbios se produjeron en la madrugada en la carretera “Cabal Pombo”, que comunica la ciudad de Cali con Buenaventura. Por ello, Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) solicitó en un comunicado “la presencia de los organismos institucionales encargados de velar por los respetos de los derechos humanos”.

Asimismo, exigieron “investigar administrativa, disciplinaria y penalmente las responsabilidades de los autores de estos hechos hasta su individualización y judicialización ejemplar como corresponde”.

La ONIC también pidió al Gobierno el “cese inmediato” de las “acciones represivas y asesinas” del Esmad y a las autoridades regionales “la protección, acompañamiento y disposición a establecer las mesas de diálogos en los municipios de presencia de las comunidades indígenas”.

Los organizadores del paro iniciaron hoy la protesta puesto que consideran que las políticas del Gobierno no responden a la voluntad de los habitantes de las zonas rurales de conseguir “la paz con justicia social y ambiental”.

Los organizadores argumentan además que el Gobierno no les ha cumplido lo acordado en huelgas anteriores, como la de 2013, que paralizó las carreteras en buena parte del país.

Sin embargo, el Gobierno afirmó que, como muestra de su voluntad de diálogos, se instaló la Mesa Nacional, que hasta el momento ha realizado 18 reuniones plenarias.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario