Capturaron al Director de la Unidad de Víctimas en Antioquia por corrupción

Junto a él, fueron capturados otros dos funcionarios de la Unidad, de quienes no se conoce identidad.

Jorge_Mario_Alzate
Foto: Cortesía.

El director de la Unidad para las Víctimas de Antioquia, Jorge Mario Alzate, y otros dos funcionarios del mismo despacho, fueron capturados junto con otras dos personas en operativos de la Sijín de la Policía.

Según información preliminar, el alto funcionario se encontraba en la sede la Unidad cuando, en medio de operativos paralelos, fue capturado por las autoridades y ahora deberá dar cuenta por los delitos de corrupción, concierto para delinquir, cohecho, entre otros.

De acuerdo con información suministrada por la Unidad, la captura de Alzate obedece a las estrategias anticorrupción que la Fiscalía General de la Nación, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol -Dijín y el mismo despacho de Víctimas adelanta para combatir el fraude a la población afectada por el conflicto armado colombiano.

Hasta el momento la Unidad ha recibido por lo menos 1.044 denuncias sobre posibles actos de corrupción y fraude.

“Producto de dichas denuncias se han hecho, en lo corrido de 2016, 19 capturas tanto de tramitadores como de servidores públicos vinculados al proceso de reparación de víctimas de algunas de las 53 entidades que hacen parte del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas”, precisó la entidad.

Asimismo, indicó respetará “el debido proceso y el principio de inocencia de las personas capturadas, y reitera su total disposición de colaborar con las autoridades en el proceso de investigación”.

Cabe reseñar que, hasta ahora, dieciséis casos de corrupción al interior de la Unidad de Víctimas derivaron en condenas por parte de la justicia.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario