Dos nuevas víctimas de la criminalidad en Medellín, esta vez en Robledo y Altavista

Ya van 466 vidas perdidas por la creciente ola de homicidios en la ciudad, especialmente en Robledo y Altavista.

Foto: Archivo.

Robledo y Altavista fueron los nuevos epicentros de casos de homicidio en la ciudad de Medellín, uno de los cuales estaría relacionado con el accionar de la mano criminal en Medellín, donde hoy termina uno de los meses más violentos del año.

En la vereda San José del Manzanillo del corregimiento de Altavista, justamente, fue hallado el cuerpo sin vida de Darío de Jesús Gutiérrez, un hombre de 59 años, que se desempeñaba como reciclador, que presentaba varias heridas ocasionadas con arma de fuego y una más con machete.

Según la información preliminar obtenida por las autoridades de Policía, este hombre había sido objeto de amenazas de forma previa por parte de la banda delincuencial con hegemonía en el sector, pues se dedicaba a quemar cables para obtener cobre.

La inspección judicial del cadáver, a cargo de los peritos del CTI, se realizó hacia la 1:30 de la tarde, misma hora en la que se registró otro caso de muerte violenta en la capital antioqueña.

Esta vez los hechos en el barrio Aures Número 2, de Robledo, donde un hombre no identificado fue baleado por sicarios mientras iba por una calle del sector. Este sujeto, que tendría entre 20 y 25 años, vestía una camiseta de la Selección de fútbol de Holanda al momento de su muerte y, además, tenía dos tatuajes en su cuerpo, uno en el glúteo y otro más en el antebrazo.

De manera inicial, no se conocen los motivos ni los ejecutantes del hecho, pues al sitio del homicidio no se acercaron familiares ni conocidos del occiso que permitieran, al menos, establecer plenamente su identidad.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario