Acuerdo de paz tardaría en dar frutos, según un experto canadiense

Osorio manifestó que con el actual proceso de paz con las Farc, Colombia “tiene una oportunidad histórica” y la debe aprovechar.

Foto: Cortesía. Diego Osorio (CAN).
Foto: Cortesía. Diego Osorio (CAN).

Diego Osorio, un experto canadiense en reconstrucción social y en situaciones de conflicto, comentó que la firma de un acuerdo del Gobierno de Colombia con la guerrilla de las Farc, que ponga fin al conflicto armado colombiano, no significará necesariamente la paz inmediata del país y que puede tardar generaciones en dar sus primeros frutos.

Osorio, mediador y oficial de operaciones políticas, humanitarias y de coordinación civil-militar con diferentes agencias de Naciones Unidas por 17 años, participó en Medellín en el foro “Cities for life”, en el que dio una charla sobre reconciliación y prevención de conflictos.

“Un postconflicto necesitará ante todo de un compromiso de todos los ciudadanos y  en los diálogos de paz que se celebran en La Habana más que negociar el fin de medio siglo de confrontación armada, lo que se está acordando es la paz de los bisnietos”, afirmó Osorio.

“Esto es para largo. Es un proceso de varias generaciones. La paz, como la gente entiende, es en el futuro, pero no mañana”, dijo Osorio, de padres colombianos y quien ha trabajado en asuntos humanitarios y de conflicto en países como Afganistán, Irak, Kosovo, Haití, Pakistán e Indonesia, entre otros.

Osorio señaló además que en el periodo del postconflicto incluso “puede haber un incremento de violencia porque hay muchas cosas que van a necesitar reacomodarse”, en referencia a eventuales disputas por el poder entre facciones de las Farc.

Osorio insistió en que las generaciones actuales verán una disminución de un “cierto tipo” de violencia, pero serán las generaciones futuras las que verán “la verdadera paz”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario