Víctimas y organismos que las representan, destacaron bondades del Acuerdo pactado en La Habana

El Acuerdo facilitaría los procesos de reparación y restitución, basados en las garantías de no repetición.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Luego de la firma del acuerdo de víctimas en La Habana, que establece todo el marco jurídico de la jurisdicción para la paz con todas las garantías del debido proceso de reparación, restitución y no repetición, representantes de las víctimas se pronunciaron sobre el acuerdo.

En este sentido, Paula Gaviria, directora de la Unidad para la Reparación a las Víctimas, mostró su agrado por lo firmado entre el Gobierno y las Farc, y destacó la labor de la Unidad durante el proceso de concertación y elaboración del acuerdo.

“Es la hora de la paz. Lo que se anunció ayer sobre el acuerdo del punto de víctimas, ha sido muy trabajado en más de un año de conversaciones. El rol que jugó la unidad para las víctimas fue sobretodo determinante en el punto de reparaciones”, afirmó la funcionaria.

En este acuerdo quedó estipulada la Jurisdicción especial para la paz, en la que se tendieron como prioridad los temas de garantías a las víctimas y la atención para evitar impunidad. Además, se impusieron los parámetros para la restitución, reparación y no repetición.

“Nosotros venimos desde hace cuatro años impulsando con todo vigor la Ley de Víctimas. Ha sido muy de alto impacto el trabajo y lo que quisimos con este acuerdo fue logar fortalecer lo que venimos desarrollando durante estos años; poder hacer lo que tal vez por el conflicto y la persistencia del mismo no podíamos hacer”, destacó Paula Gaviria.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

De otro lado, Teresita Gaviria, líder de la Corporación Madres de la Candelaria, expresó su satisfacción por el acuerdo pactado en La Habana y resaltó su esperanza en relación con el punto que habla sobre Verdad, pues cree que es la hora de saber muchas cosas sobre el conflicto y las víctimas.

“Por fin vamos a saber la verdad sobre nuestros desaparecidos. Llevamos años sin saber dónde están, qué se hicieron, qué pasó con ellos; pero ahora, con la firma de este acuerdo, vamos a poder conocer de voz de la guerrilla que ha pasado con todos nuestros familiares, con todos los desaparecidos. Es una luz grande de esperanza”, afirmó.

A su vez, la Directora de la Unidad para la Reparación a las Víctimas, destacó las bondades el acuerdo como la posibilidad de mejorar la atención a las victimas y garantizar su regreso a las tierras de las que algunas vez fueron despojados o desplazados.

“Vamos a poder hacer unas reparaciones colectivas mejores, podemos tener retornos más sostenibles, más seguros. Vamos a poder trabajar muchísimo en la rehabilitación comunitaria, en la salud emocional y psicosocial de las víctimas; y vamos a obtener por parte de quienes causaron los daños reconocimientos de responsabilidades”, destacó la doctora Gaviria.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Por su parte, el ministro de Justicia, Yesid Reyes, señaló que con el acuerdo dado a conocer este martes en La Habana, las Farc aceptaron participar en la reparación integral de sus víctimas y estar dispuesta a que el Tribunal Especial para la Paz pueda declarar responsables a quienes hubiesen cometido crímenes internacionales.

“La importancia de este acuerdo es que queda absolutamente claro que las Farc aceptan someterse a una jurisdicción del Estado colombiano, exponerse a que sus miembros sean declarados responsables por la comisión de delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra y que pagarán las sanciones que se les impongan”, afirmó el Ministro.

De acuerdo con lo informado por los garantes en la firma del acuerdo, “todos los componentes (pactados en el acuerdo) se han articulado dentro de un Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario