“Oficina de Envigado” desea abrir negociaciones con el gobierno Nacional

El Director de Corpades Fernando Quijano habló con EL PALPITAR y manifestó que esta propuesta para él, nace muerta.

Foto: Archivo
La estructura criminal deja entrever que se ajustaría a un procedimiento judicial sin impunidad. Foto: Archivo

La oficina de Envigado emitió un comunicado conocido por Semana en el que expresa aparentemente su deseo de negociar con la justicia e iniciar un proceso de desmovilización, para así poner fin a una historia llena de violencia que sacudió todos los niveles de la sociedad colombiana.

En este comunicado, la oficina de Envigado o como ellos se han denominado en el mismo como “grupos armados urbanos al margen de la ley con una dirección colegiada”, desean establecer un canal de comunicación colombiana para iniciar un proceso de diálogo.

“Estamos convencidos y organizados para entrar en una etapa de exploración y acercamiento con el gobierno Nacional, Regional y Local, en la búsqueda de un real acuerdo de paz que involucre desde el inicio la sociedad civil”, relata la organización criminal a través del comunicado.

De esta manera, el gobierno Nacional tendría la posibilidad de cerrar un doloroso capítulo de violencia que sacudió a Medellín, Colombia y el mundo, por los hechos atribuidos a esta estructura criminal considerada la más antigua del Valle del Aburrá.

“No estamos pidiendo impunidad, sino algo razonable para las partes, que aporte a la solución de la problemática carcelaria, a la persecución de nuestros integrantes y que realmente aporte a la reinserción social de quienes tengan problemas de carácter jurídico”, dice el comunicado.

Propuesta de negociación, más preguntas que respuestas

Sin embargo, para el director de Corpades, Luis Fernando Quijano, este comunicado no despeja dudas y hay que establecer la naturaleza misma de su organización, es  decir, para quienes están hablando y cuáles son los integrantes que se piensan desmovilizar.

“En concreto ellos están solicitando reconocimiento político que a mi parecer están alejados totalmente de la realidad, es una propuesta que nace muerta y creo que deberíamos volver a retomar la que habla sobre sometimiento a la justicia”, explicó Quijano a EL PALPITAR.

Asimismo, lanzó varias preguntas que de manera parcial son incógnita, que paulatinamente deben ser aclaradas para empezar una posible negociación entre ambas partes.

“La primera que es la oficina, a quien representa la oficina, cuántos miembros tiene la oficina y la última es si la oficina es la que maneja toda la criminalidad urbana o es la fachada del cartel de Medellín”, se cuestionó el director de Corpades.

Por otro lado, Fernando Quijano está complacido con esta manifestación de la estructura criminal, puesto que se estaría abriendo la posibilidad de abrir negociaciones con las bandas urbanas, no solo en Medellín sino en Colombia.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario