Plebiscito le costará al Gobierno casi 300 mil millones de pesos

Para que sea hagan efectivos los acuerdos de paz, más de cuatro millones 300 mil personas deberán refrendar con el Sí en el plebiscito.

santos_congreso_plebiscito
Foto: ARCHIVO.

El Gobierno colombiano destinó hoy 97 millones de dólares para realizar el próximo 2 de octubre el plebiscito de la paz, en el que la población votará si aprueba o no el acuerdo firmado entre el Ejecutivo y las Farc por el cual se pone fin al conflicto armado de más de medio siglo.

“Hemos recibido la solicitud de la Registraduría del Estado Civil de obtener un partida presupuestal por 280 mil millones (unos 97 millones de dólares) para financiar el plebiscito”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en declaraciones recogidas en un comunicado de su despacho.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, entregó hoy al Congreso el texto del acuerdo de fin del conflicto rubricado ayer en La Habana para que el legislativo convoque el plebiscito de refrendación que se celebrará el 2 de octubre.

El plebiscito, que fue avalado el pasado 18 de julio por la Corte Constitucional de Colombia, establece, para lograr la aprobación, que al menos el 13 % del censo electoral vote a favor, lo que significan 4.396.626 votos a favor del “Sí”.

El ministro Cárdenas explicó que con esos recursos la Registraduría “tendrá la capacidad logística y administrativa para organizarlo y brindar las garantías para que todos los colombianos” puedan participar “y así tener una presencia masiva en las urnas”.

Igualmente dijo que plebiscito será un acto cívico en el que el país decidirá su propio rumbo.

“No es un acto político, no es un tema partidista, no es una confrontación entre el Gobierno nacional y la oposición; será un acto donde los colombianos saldremos a decirle sí a la paz, a decir sí al futuro que se nos abre, en una sociedad donde desaparece el conflicto armado”, aseveró Cárdenas.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario