ONU propone erradicar matrimonio infantil en América Latina

Según Unicef, el 11 por ciento de las niñas del mundo contraen matrimonio antes de cumplir los 15 años y el 34 por ciento lo hacen antes de los 18.

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

Las Naciones Unidas anunciaron la creación de un programa con apoyo interorganizacional que busca eliminar en un plazo no mayor de dos años el matrimonio temprano en América Latina, ya que constituye un peligro para el desarrollo integral de la niñez.

El matrimonio precoz pudiera parecer una problemática propia de las culturas orientales y africanas, en las cuales está más arraigado. Sin embargo, en Latinoamérica es un problema imperante y bastante común.

Por ejemplo, según cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia -Unicef-, el 18 por ciento de las jóvenes latinoamericanas entre 15 y 19 años están casadas o hacen parte de una unión informal.

En el caso puntual de Colombia, el 23 por ciento de las jóvenes se casan antes de los 18 años, en tanto que el 6% lo hacen antes de cumplir siquiera los 15 años.

Brasil, Guatemala, República Dominicana y Honduras presentan, al igual que Colombia, los porcentajes más elevados en matrimonio temprano, y en muchos de los casos la legislación de cada país aprueba las nupcias de menores de edad con previa autorización de los padres.

embarazo_adolescente
Foto: ARCHIVO.

Además, el embarazo a temprana edad también se ha tornado en una problemática de urgente tratamiento en la región, generado y facilitado en gran medida por el matrimonio precoz.

De acuerdo con Mariluz Mejía, asesora en Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de la ONU, “el embarazo en la adolescencia es una circunstancia que quita la oportunidad de desarrollo, de crecimiento, de completar la educación, de tener mejores oportunidades para el trabajo y mejores condiciones de vida, tanto de la madre como de sus hijos”.

Por tal motivo, en una región donde una de cada cinco mujeres menores de 19 años están casadas, la ONU se propuso erradicar la práctica, principalmente, en cooperación con los estados. 

“Proteger y promover los derechos de las mujeres y las niñas es nuestra prioridad. No descansaremos hasta garantizar una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas de la región. Animamos a todos y todas a convertirse en agentes de cambio y generar impacto en su entorno, pues todas las acciones cuentan”, afirmó Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario