En Colombia se pudo evitar la muerte de más de 2.000 niños, según Save the Children

El más reciente informe de Save The Children evidencia que en el último año 2.570 niños murieron en condiciones que su pudieron evitar.

niños_medellin_vivienda
Foto: ARCHIVO.

Niños lesionados por pólvora o intoxicados son algunos de los casos más comunes en cuanto accidentalidad infantil se trata en Colombia. De hecho, el lugar donde se creería que los menores de edad estarían más a salvo, por el contrario, es donde se dan mayores accidentes: El hogar.

Así lo evidencia el último informe que entregó Save the Children, en el que además se conocen cifras lamentables, como que 2.570 muertes de menores de edad en este 2016 pudieron haber sido evitadas por sus cuidadores responsables, de las cuales 317 ocurrieron en Antioquia, siendo éste el tercer departamento en el país con mayor casos de muertes por accidentalidad en niños que se pudieron evitar en este 2016.

“Hay cosas inevitables, los niños y niñas en su primera infancia están explorando el mundo y aprendiendo cómo funciona su cuerpo, así que todos se caerán aprendiendo a caminar, a montar en patines, en bicicleta… No obstante, hay cientos de accidentes que podemos prevenir y por ello desde Save the Children hemos querido, con nuestro grupo de médicos y personal de protección, dar unas guías de prevención para que en estas vacaciones y fiestas protejamos de manera eficaz #HastaelÚltimoNiñoyNiña” afirmó la directora de Incidencia Política de la entidad, Luz Alcira Granada.

Según los datos revelado en el informe, la vivienda sería el lugar más inseguro para los niños, pues unos 829 casos ocurrieron allí, frente a los 680 que se dieron en la vía pública. “Las principales víctimas están entre los 15 y los 17 años de edad con 1.050 casos, seguidos por los que están en el rango de edad entre los 0 y los 4 años con 901 reportes”, detalla el informe.

Por este motivo y teniendo en cuenta que en la temporada de vacaciones las cifras de accidentalidad aumentan, Save the Children creó una guía básica que lo ayuda a prevenir ese tipo de accidentes como un adulto responsable:

“Entender las etapas del desarrollo de la niñez. El mundo lo conocen, inicialmente, por el sentido del gusto y pasarán muchos años hasta que no se lleven todo a la boca. Por lo tanto hay que blindar los espacios en los que se mueven, gatean, corren y reposan los niños y las niñas. Aretes, tijeras, bolsas de pañales, cremas, cobijas, gusanos, todo irá directo a la boca.

  • Piscinas, río y mar. Jamás, ni por un segundo, los deje solos. Tenga acceso restringido a esas áreas, experimente usted primero la fuerza de las corrientes o de las olas y sea consciente de que siempre pueden cambiar.
  • Póngase al nivel de los niños en estatura y contextura, de esta manera puede evaluar qué puede alcanzar, incluso subiéndose en un asiento. También por dónde cabe: las rejas de los balcones o de salida a la calle, las barandas de las escaleras. Recuerde que si hay algo que quieran alcanzar traerán una silla, palo o a un amigo más alto.
  • Cierre y ponga bajo llave sustancias peligrosas. No sin antes explicar al niño por qué los medicamentos están en un sitio inaccesible, cierre con llave cajones de sustancias tóxicas y potencialmente peligrosas: detergentes, abrasivos, licores, medicamentos, (las pastillas son especialmente atractivas y su recubrimiento, muchas veces dulce, las hace potencialmente más peligrosas).
  • Pólvor NO la compre, NO la almacene en su casa, NO la use, NO lo deje ir a las casas de vecinos que sí la compran, NO lo deje salir cuando alguien esté encendiéndola. Denuncie los lugares y a las personas que hacen uso de la pólvora de manera ilegal. Puede estar salvando la vida de sus propios hijos o corresponsablemente la de otros niños y niñas.
  • No permita la entrada a cocina y patio. Cientos de accidentes se producen en estas áreas. Los niños halarán los limpiones en donde reposa una olla hirviendo, el aceite caliente salta, los baldes de agua son una trampa fatal. Nunca permita que cocinen solos y cuando sea la hora de aprender una medida recomendable es que tengan la estatura suficiente para mirar dentro de las ollas. Esto evita que las echen encima de su cuerpo.
  • No deje a los niños solos en las calles. Las niñas y niños solos, sin la supervisión de adultos, están expuestos a todo tipo de vulneraciones: homicidio, abuso sexual, violencia interpersonal, pueden ser atropellados por un auto al ir por el balón, sin supervisión no hay quien regule sus actuaciones como subir a un techo a bajar un juguete, hacer experimentos con soda cáustica, entre otros. Imaginación es lo que más tienen.
  • En el carro. Siempre deben ir en sillas especiales y siempre con cinturón de seguridad. No deje a los niños y niñas más pequeños sin supervisión de un adulto. No tenga armas en su casa y si las tiene, ni por un segundo las deje sin llave”.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario