“Aún queda mucho por hacer” por dignidad de presos colombianos: Cruz Roja Internacional

Cristoph Harnisch, jefe de la misión del Comité Internacional de la Cruz Roja -Cicr- en Colombia, indicó que hay poco interés en el tema por parte de la ciudadanía.

Hacinamiento_Carcelario
Foto: CORTESÍA.

El Cicr en Colombia denunció este lunes que “todavía queda mucho por hacer” por la dignidad de las alrededor de 121 mil personas quienes se encuentran recluidas en centros de detención del país e indicó que “es poco el interés que hay entre los ciudadanos del común en entender lo que vive y siente una persona privada de la libertad”.

Harnisch, quien se refirió en un seminario en Bogotá a la situación de las personas detenidas en el país, agregó que “la solución al problema humanitario en las cárceles en Colombia tiene que venir de un esfuerzo conjunto“.

“Todavía queda mucho por hacer. Sin embargo, estoy seguro de que la conversación que tendremos dará ideas importantes para seguir trabajando, desde cada uno de nuestros ámbitos, por la dignidad de las personas privadas de la libertad”, señaló el delegado internacional en la apertura del coloquio.

El hacinamiento en las cárceles del país ronda el 55 por ciento, según cifras oficiales recogidas en el informe del CICR, presente en Colombia desde 1969, que hace parte de la campaña “Humanos adentro y afuera“.

En el marco de su primer centenario de visitas a personas detenidas en el mundo, la filial del Cicr en Colombia presentó esta campaña el pasado 31 de agosto con el propósito de promover un trato digno a los presos y concienciar a la población de que ellos también tienen problemas cotidianos, sentimientos y motivaciones.

“Perder la libertad por cualquier razón no es perder la dignidad que todos tenemos como humanos (…) Cada persona privada de la libertad, por el motivo que sea, es tan humana como nosotros, y merece ser tratada dignamente”, apuntó Harnisch.

Por su parte, el defensor del Pueblo delegado para la Política Criminal Penitenciaria, José Manuel Díaz, subrayó en su intervención que “hay deficiencia en la infraestructura de las cárceles para la socialización” de los presos.

Díaz también demandó que “por lo general, no hay atención especial para la salud de las mujeres detenidas” en los centros penitenciarios y añadió que falta voluntad política para implementar medidas que respeten la dignidad humana de los detenidos.

Por su parte, según la Defensoría del Pueblo de Colombia, “el hacinamiento en las cárceles del país alcanza un promedio del 156 por ciento“. En Medellín no hay mucha diferencia. De acuerdo con denuncias de la Personería y de expertos en derechos humanos, los complejos penitenciarios tanto de Bellavista como de El Pedregal presentan hacinamiento y condiciones precarias en la calidad de vida de los presos.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario