“Gordo Arepas” habría sido asesinado por sus subalternos ante su posible entrega

De acuerdo con información de la Policía, la guerra generada entre alias “Gordo Arepas” y “El Diablo”, dejó 14 personas muertas en la zona noroccidental de Medellín.

gordo_arepas
“Gordo Arepas” había iniciado una guerra contra alias “El Diablo”. Foto: CORTESÍA.

Después de darse a conocer el asesinato de Jhonatan Stuart Buriticá, alias “Gordo Arepas”, la Policía Metropolitana reveló que muy posiblemente fue dado de baja por sus propios subalternos, al parecer, porque éste se quería entregar.

Luego de que Medicina Legal certificara que el cadáver encontrado en San Cristóbal obedeciera a “Gordo Arepas”, la Policía Metropolitana ofreció una rueda de prensa para dar detalles sobre este homicidio que culmina con la vida de uno de los más buscados en Medellín.

“Las informaciones que tenemos y las hipótesis es que fue asesinado por miembros de su propia organización, al interior de la misma y éste era uno de los últimos hombres por el cual estábamos ofreciendo una gran recompensa”, declaró el General José Gerardo Acevedo, comandante de la Policía Metropolitana.

Al parecer, este hombre ya había contactado a las autoridades expresando la voluntad de entregarse y dar a conocer toda la actividad criminal que realizaba, propósito que al parecer no caló bien entre los mismos habitantes.

“Lógicamente las operaciones no solo van contra estas cabezas sino contra las estructuras que ellos tenían al mando, además de seguir haciendo presencia en la zona donde éstas estaban delinquiendo”, señaló Acevedo.

De esta manera, finaliza un capítulo más de la violencia en Medellín y el enfrentamiento con alias “El Diablo”, situación que dejó como saldo 14 muertos en la zona noroccidental de Medellín.

Lea los artículos relacionados:

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario