Cuatro víctimas fatales dejó miércoles violento en Occidente de Medellín

Los cuatro casos violentos se concentraron en las comunas donde mayor cantidad de hechos criminales se han registrado en este año.

Foto: Archivo.

Cuatro personas murieron en cuatro casos aislados, todos ocurridos en el occidente de Medellín, el pasado miércoles, al parecer por la injerencia de bandas criminales en los sectores implicados, a saber, Castilla, San Javier, Robledo y Belén.

El primer caso se dio hacia la madrugada, cuando un hombre identificado como Jeyson Stiven Espinosa fue asesinado a tiros en el barrio Héctor Abad Gómez, de Castilla.

Según las autoridades, el hombre fue encontrado por una patrulla de la Policía que se percató de sus heridas, por lo que fue trasladado en un taxi al Hospital Pablo Tobón Uribe, donde finalmente falleció. Al parecer, el hombre de 29 años habría sido atacado, además, con arma cortopunzante.

En otro caso, esta vez en la comuna 13, la víctima fue un menor de 17 años cuya identidad este medio se reserva. Sin embargo, se puede precisar que el joven era conocido como “La Chinga” o “Piraña”, y que fue baleado en doce ocasiones hacia el mediodía del miércoles en una calle del barrio Veinte de Julio.

De acuerdo con las investigaciones de campo, el adolescente había sido amenazado por cometer hurtos en el sector, así como por ser el instrumento de otra organización criminal para vender sustancias psicoactivos en el barrio.

Más tarde, hacia la 1:45, un hombre sin identificación, que tendría entre 30 y 35 años de edad, fue asesinado luego de recibir seis disparos en su humanidad. La víctima se desplazaba cerca a un parque del barrio Aures Número 2 al momento del ataque.

Según las autoridades, algunos sujetos se acercaron al occiso y le pidieron que los acompañara al parque; ante la resistencia que opuso, los delincuentes decidieron ultimarlo en el lugar de los hechos, en un barrio que acumula varias muertes violentas en los últimos meses.

 

Finalmente, la criminalidad se mudó a Belén Rincón, donde un hombre conocido como “Butifarra”, comerciante de profesión, fue asesinado en una panadería por sicarios que portaban cascos cerrados y que se desplazaban en una motocicleta, en la cual huyeron luego de perpetrar el homicidio.

La víctima, identificado como Wílber Stiven Arteaga, había comprado un terreno meses atrás y se había negado a pagar una extorsión que le exigía un grupo criminal.

 

En lo que va del año, ya son 485 los casos de muertes violentas, 24 más que en el mismo período del año anterior. Robledo y Belén, encabezan junto con La Candelaria los listados de las comunas con más violencia.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario